Defensa aeroespacial rusa, cada vez más fortalecidawww.fuerzasmilitares.org (16FEB2014).- Rusia pretende contrarrestar eficazmente el acercamiento del sistema de defensa antimisiles (DAM, por sus siglas en inglés) estadounidense a sus fronteras con los nuevos misiles antiaéreos S-500

Se espera que al mínimo cinco unidades de estos misiles se incorporen a la defensa aeroespacial rusa hasta el año 2020, de acuerdo al respectivo programa federal de armamento.

Por sus características de combate, el nuevo misil es muy superior a su predecesor S-400 Triumf y el análogo extranjero de este último, el estadounidense THAAD. Según fuentes abiertas, el S-500 puede localizar el blanco a una distancia de ochocientos kilómetros, o sea doscientos kilómetros más lejos que el S-400. Además, según comentó en una ocasión el jefe de la Fuerza Aérea de Rusia, Víctor Bóndarev, es capaz de derribar misiles táctico-operativos, misiles de medio alcance y objetivos en el espacio circunterrestre. A nivel de expertos hay bastantes versiones acerca de los parámetros técnicos de esta misteriosa arma superpotente. Pero todos coinciden en que el poderío le la defensa aeroespacial rusa aumentará notablemente. El S-500 permitirá derribar tanto misiles como aviones. Es decir, se trata de un arma de doble filo. El director de la revista Defensa aeroespacial, Mijaíl Jodariónok, señala:

–El sistema permitirá destruir con eficacia misiles balísticos de medio alcance y ojivas de combate de misiles balísticos intercontinentales. Hablando de su incorporación al servicio operativo, la fecha más optimista es el año 2017. En cuanto a su capacidad de contrarrestar el escudo antimisiles estadounidense y sus componentes desplegados en Europa, es un tema complicado, porque se trata de alcanzar el antimisil del hipotético enemigo. Y es que los dos vuelan a velocidades próximas al límite.

Para alcanzar el misil interceptor, el S-500 debe ser desplegado en las inmediaciones de las rampas de lanzamiento del DAM. Entre expertos se comenta mucho últimamente que algunos países están desarrollando nuevos tipos de armas: hipersónicas y cinéticas. Se dice que EEUU va adelantado en varios proyectos en este ámbito. Muchos estiman que el programa estadounidense de desarrollo de nuevos armamentos espaciales está en plena marcha. Dado esto, es importante saber si el misil S-500 podrá neutralizar también esa clase de armas. Nuestro experto Mijaíl Jodariónok asegura que sí, podrá neutralizarlas con mucha eficacia:

–El S-500 Triunfador–M también puede derribar misiles hipersónicos de crucero, a una velocidad de cinco mil quinientos y más kilómetros por hora. Es una tarea que los modelos anteriores no podían cumplir y este si podrá, porque está provisto de un potente radar y una tecnología digital altamente desarrollada.

Ha sido muy importante descartar al máximo la interferencia del factor humano en todas las etapas de la localización del blanco, los preparativos del lanzamiento y el guiado automático del misil. De ahí, el altísimo nivel de automatización propio del sistema.

A estas alturas, la defensa aeroespacial de Rusia cuenta con el misil antiaéreo de medio alcance S-300PM, el promisorio misil S-400 Triumf de largo y medio alcance y el sistema de misiles y cañones de corto alcance Pantzir-S. Con la incorporación del S-500, que es un misil de quinta generación, Rusia podrá repeler eficazmente los ataques aeroespaciales del hipotético enemigo. Los analistas estiman que el S-500 puede cumplir un papel sumamente importante en la defensa de la fuerza estratégica nuclear de Rusia ante un eventual ataque sorpresa de misiles enemigos, tanto balísticos, como de crucero.

Las tropas de defensa aeroespacial cifran muchas esperanzas en este novedoso sistema. Fuentes en la empresa diseñadora del misil, Almaz-Antéi, informaron que su entrega a las FFAA está prevista para los años 2017 y 2018.

La Voz de Rusia