Dmitri Rogozinwww.fuerzasmilitares.org (10ABR2014).- Rusia debe revisar la labor de su complejo militar-industrial con el fin de reducir la dependencia de la tecnología extranjera, dijo el viceprimer ministro ruso, Dmitry Rogozin.

"Actualmente estamos buscando medidas prácticas, pero creo que sería mejor depender primero de nuestras propias tecnologías y producir lo que es realmente necesario y beneficioso para nuestra industria de defensa", dijo Rogozin, quien supervisa la industria de defensa, durante una reunión en la ciudad siberiana sureña de Novosibirsk.

Tomando en cuenta la situación internacional y las sanciones occidentales, la industria de defensa rusa debe ser transferida a las "vías de la movilización", dijo, y agregó que Rusia necesita reemplazar la compra directa de equipo a través de localizar su producción y de crear su propio software para la maquinaria industrial.

Rogozin admitió que la industria espacial rusa depende mucho de la importación de refacciones y equipo y dijo que la dependencia es del 90 por ciento, "a pesar de un incremento del cien por ciento al financiamiento de la industria espacial nacional en los últimos 10 años".

Si el suministro extranjero de este equipo se detiene, los programas espaciales rusos, incluyendo los que tienen fines militares, se verán amenazados, dijo.

En particular, Rogozin mencionó las amenazas de Ucrania de cancelar la cooperación con Rusia en los sectores espacial y militar-industrial.

Si Kiev cancela los contratos con Rusia en el ámbito militar-industrial, esto arruinaría la industria ucraniana porque "sus suministros (para Rusia) en motores y aviación y para la industria espacial generan decenas de miles de empleos", dijo.

Actualmente esta es su única fuente de ingresos, agregó.

Por otra parte, si Ucrania cancela estos suministros esto generaría "grandes problemas" para que Rusia siguiera cooperando con Kiev. "Cuando se trata de cuestiones de defensa, nosotros no podemos depender de un país en medio de una situación constantemente cambiante y que no sabe lo que quiere", dijo Rogozin.

Xinhua