Organización del Tratado del Atlántico Nortewww.fuerzasmilitares.org (16ABR2014).- La OTAN suspendió la cooperación militar con Moscú por la situación en Ucrania y ahora apuesta por la disuasión de Rusia con la ayuda de su escudo antimisiles, comentó el diario Vecherniaya Moskva.

El viceprimer ministro ruso Dmitri Rogozin, encargado del sector de defensa, ya dijo que se trata de una nueva Guerra Fría.

El escudo antimisiles de EEUU y la OTAN, cuyo objetivo declarado es neutralizar la amenaza nuclear y de misiles proveniente de Corea del Sur e Irán, consta de tres escalones: en Alaska y California, Noruega y Groenlandia y en Polonia y Rumania. Es decir, se ubica en territorios que, en su mayoría, están más próximos a Rusia que a Oriente Medio o Asia Oriental.

Hace dos años, un grupo internacional de expertos concluyó que Irán y otros países marginados, a excepción de Corea del Norte, no serían capaces de crear armamento nuclear en un futuro próximo. Al mismo tiempo, varios analistas indican que si EEUU sigue desarrollando sus sistemas de defensa antiaérea al ritmo actual, podrán derribar los misiles balísticos intercontinentales rusos ya en 2020.

Los expertos militares discrepan si realmente es una amenaza para Rusia. Algunos opinan que siempre que el país euroasiático tenga 1.500 ojivas nucleares, el escudo antimisiles de EEUU y la OTAN en Europa será totalmente inútil.

Sin embargo, el analista militar Víctor Litovkin comentó a Vecherniaya Moskva que “si EEUU crea un escudo antiaéreo eficaz, la ventaja más importante de Rusia, su armamento nuclear, puede ser neutralizada. Entonces los ‘fuertes del mundo’ caerán en la misma tentación que EEUU: imponer sus condiciones a Rusia”.

RIA Novosti