Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (20ABR2014).- El grupo Ruselectronics desarrolla una supercomputadora que usará exclusivamente componentes nacionales y en el futuro cubrirá las necesidades de computación de la industria rusa de defensa, comunicó el director general de esta empresa, Andréi Zvérev.

“La supercomputadora, que desarrollamos junto con el Ministerio de Industria y Comercio, tendrá una capacidad de 1,2 petaflops y todos sus procesadores y componentes serán diseñados en Rusia”, declaró Zvérev en una rueda de prensa celebrada en Moscú.

Un petaflop equivale a 1015 operaciones de coma flotante por segundo.

El empresario aclaró que la producción de chips y otros detalles se emplazará, probablemente, en las naciones del Sudeste Asiático pero la propiedad intelectual será de Rusia.

“Eso nos evitará imprevistos en el futuro”, señaló.

La capacidad de la supercomputadora, según el jefe de Ruselectronics, será suficiente para realizar todas las operaciones de computación para el sector de defensa.

Zvérev comunicó que, hacia 2018, Ruselectronics planea fabricar en Rusia hasta el 90% de los componentes electrónicos para satélites militares y civiles.

Si se imponen sanciones globales a Rusia a raíz de la crisis en Ucrania, el grupo hará un esfuerzo por acelerar la sustitución de importaciones.

“Habrá que gastar ingentes recursos, pero podremos resolver este problema”, aseguró.

RIA Novosti