USS Donald Cookwww.fuerzasmilitares.org (21ABR2014).- La entrada del destructor de misiles estadounidense USS Donald Cook en el mar Negro es un elemento de presión psicológica pero no representa una amenaza militar para Rusia, declaró una fuente del Ministerio ruso de Defensa.

“Es una acción demostrativa que pone de manifiesto el apoyo de EEUU al Gobierno de Ucrania. El buque no entrará en las aguas rusas pero lleva misiles a bordo, así que la prensa ucraniana y occidental dirá que su misión es demostrarle a Rusia la presencia militar estadounidense en el mar Negro”, dijo la fuente a esta agencia.

Las normativas en vigor, agregó, limitan el tiempo de permanencia en la zona de los buques de guerra que no pertenecen a los países de la cuenca del mar Negro.

El ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, declaró anteriormente que la presencia de navíos estadounidenses en el mar Negro excedió en más de una ocasión los plazos establecidos por la Convención de Montreux.

La portavoz del Pentágono, Eileen Lainez, rechazó las acusaciones de Moscú al afirmar que la Armada estadounidense actúa en consonancia con las leyes internacionales.

El USS Donald Cook es el primero de los cuatro destructores de misiles de la clase Arleigh Burke que EEUU mantendrá en la Base Naval de Rota, en Cádiz, en el marco de su plan de defensa antimisiles global.

El navío está equipado con misiles de crucero Tomahawk y sistema antiaéreo Aegis capaz de derribar misiles enemigos.

RIA Novosti