Almaz-Anteywww.fuerzasmilitares.org (25ABR2014).- El nuevo director general del consorcio de armas ruso Almaz-Antey, Yan Nóvikov, declaró que una de las prioridades de su jefatura consiste en proteger la propiedad intelectual de la empresa en el exterior.

Según Nóvikov, algunos compradores extranjeros, entre ellos India, insisten en el uso compartido de las tecnologías conjuntas, mientras que otros, por ejemplo China, suelen copiar determinadas tecnologías o incluso armas enteras, como es el caso del sistema antiaéreo chino HQ-10 que representa una copia del ruso S-300.

“Por tanto es muy importante garantizar la protección de nuestra propiedad intelectual no solo en Rusia sino también en el extranjero”, declaró Nóvikov hoy en una reunión de la comisión coordinadora de Almaz-Antey, el mayor fabricante ruso de sistemas de defensa antiaérea.

En el mismo encuentro, el subjefe de la Oficina de Patentes de Rusia, Mijaíl Zhamoidik, constató que es insuficiente la cartera de patentes que Almaz-Antey tiene en el extranjero pese al enorme interés que hay por sus productos a nivel internacional.

“Un 10% del importe de los contratos debe destinarse a la protección de la propiedad intelectual”, señaló.

La empresa Almaz-Antey fabrica sistemas antiaéreos S-300, S-400, Buk y Pechora, entre otros.

RIA Novosti