Paracaidistas rusoswww.fuerzasmilitares.org (18ABR2014).- El destacamento de las Tropas Aerotransportadas de Rusia que descendió por primera vez en la historia sobre témpanos árticos a la deriva, cerca del Polo Norte, regresó a su base en Ivánovo, comunicó el portavoz de este Ejército, teniente coronel Evgueni Meshkov.

El pasado 8 de abril, un grupo de más de 50 paracaidistas se lanzó desde un IL-76 cerca de la base polar flotante rusa Barneo. Los paracaidistas, junto con expedicionarios de la Sociedad Geográfica de Rusia, montaron un campamento y realizaron un ejercicio de salvamento en condiciones polares.

"Este lunes, el grupo regresó a su base en la ciudad de Ivánovo (300 kilómetros al noreste de Moscú) tras concluir exitosamente su misión", dijo Meshkov.

Comentó que durante el ejercicio, los militares simularon la búsqueda y rescate de personas atrapadas en los hielos y recorrieron unos 300 kilómetros en esquís, motonieves y trineos tirados por perros.

"La experiencia adquirida en las condiciones extremas del Ártico servirá para la preparación de unidades especiales", destacó el portavoz de las Tropas Aerotransportadas de Rusia.

RIA Novosti