Imagen de archivowww.fuerzasmilitares.org (01MAY2014).- El transporte de delfines militares de EEUU al mar Negro por tierra es imposible, y por aire, muy costoso y peligroso para los cetáceos, declaró a Nóvosti el excomandante de las Fuerzas Antisabotaje de la Flota rusa del mar Negro, Yuri Pliachenko.

“Es imposible, por razones obvias, transportar a los delfines de EEUU al mar Negro por tierra. El transporte por mar llevará al menos un mes durante el cual los mamíferos permanecerán prácticamente inmovilizados lo que es muy peligroso para su vida”, comentó Pliachenko las informaciones de los medios de que los delfines militares estadounidenses participarán en los ejercicios navales de la OTAN en el mar Negro.

Además, según el experto, el envío de los delfines a una distancia tan grande y en semejantes condiciones provocará protestas de Greenpeace. Pliachenko recordó que, en los tiempos de la URSS, la Armada soviética estudiaba realizar ejercicios en el Mediterráneo con participación de delfines adiestrados pero tuvo que descartarlo debido a la presión de la comunidad internacional.

En lo que se refiere al transporte por aire, será muy costoso y arriesgado para los delfines, agregó.

“Debe haber motivos de gran peso para enviar a los animales a semejantes distancias en un avión. No es de olvidar también que su adiestramiento requiere enormes inversiones”, señaló el experto.

El jefe del programa “Beluga-Ballena blanca” de la Sociedad Geográfica de Rusia, Dmitri Glázov, declaró por su parte a esta agencia que los delfines estadounidenses tardarán en adaptarse a las condiciones del mar Negro.

“Cada animal requiere cierto tiempo para adaptarse a la salinidad y la temperatura del agua. El período de adaptación depende de la especie del delfín, su tamaño, edad y las condiciones ambientales. Cuanto más brusco sea el cambio de la temperatura y la salinidad, más tiempo necesitará”, dijo.

El director del programa marítimo de la oficina rusa del Fondo Mundial para la Naturaleza (WWF), Konstantín Zgurovski, señaló también que el transporte de los delfines de la costa pacífica de EEUU al mar Negro resultará muy estresante para los mamíferos.

“El transporte por aire, la carga, la descarga, todo ello supone estrés para los animales. Los cambios bruscos de presión y espacios confinados son muy nocivos para los mamíferos marinos”, dijo Zgurovski a Nóvosti.

Hoy en día en el mundo existen tan solo dos centros de adiestramiento de delfines militares, uno en la base naval de San Diego (California, EEUU) y el otro, en Sebastopol, Crimea. Otros datos sobre la preparación de animales para fines militares en Rusia están clasificados.

RIA Novosti