Armada Rusawww.fuerzasmilitares.org (03MAY2014).- Rusia desplegará en el Ártico una red de bases para su Armada, dijo el presidente ruso, Vladímir Putin. “Hay que reforzar nuestra infraestructura militar. En particular, se trata de crear en nuestra parte del Ártico un sistema único de emplazamiento de buques de superficie y submarinos de la nueva generación”, indicó Putin en la reunión del Consejo de la Seguridad.

Putin también urgió a mejorar la defensa de la frontera rusa en el Ártico ampliando la agrupación de las fuerzas marítimas a disposición de los guardafronteras del Servicio Federal de Seguridad (FSB).

Rusia “debe defender cada trozo de la plataforma continental en su parte del Ártico y las zonas del mar adyacentes”, dijo el presidente ruso.

El mando militar único de las Fuerzas Armadas rusas en el Ártico tendrá una infraestructura de doble uso que será aprovechada también para fines civiles.

“No servirá solo a los intereses militares. Se tratará de puntos de doble uso”, dijo a la prensa el secretario del Consejo de la Seguridad, Nikolái Patrushev, al término de la reunión.

Rusia elaborará la solicitud sobre la ampliación de los límites de la plataforma árticaen unos 1,2 millones de kilómetros cuadrados para el próximo otoño, informó anteriormente el ministro ruso de Recursos Naturales y Ecología, Serguéi Donskoi.

De cumplirse esos plazos, el documento se presentaría a la ONU en primavera de 2015.

Desde 2001, Rusia pretende a controlar un área, rica en hidrocarburos, que incluye las cordilleras de Lomonósov y Mendeleev. Una solicitud ya se declinó por falta de datos. Si los científicos rusos consiguen demostrar que las cordilleras son una continuación de la plataforma ártica nacional, Rusia tendrá derecho prioritario para explorar los yacimientos que, según las estimaciones, podrían contener 5.000 millones de toneladas de combustible.

Sin embargo, según expertos, el efecto económico de la extracción de hidrocarburos árticos puede verse reducido a cero por las eventuales sanciones de Occidente, si es que la ONU aprueba la solicitud de Moscú.

Las Tropas Aerotransportadas de Rusia el pasado 8 de abril realizaron por primera vez en la historia un desembarco de paracaidistas sobre témpanos árticos a la deriva, cerca del Polo Norte.

RIA Novosti