Submarino diésel eléctrico Novorossiysk proyecto 636.3.www.fuerzasmilitares.org (04JUN2014).- Rusia inició las pruebas de mar del submarino diésel eléctrico Novorossiysk proyecto 636.3. Se trata del primero de los seis sumergibles que el Astillero del Almirantazgo de San Petersburgo construye para la Flota del mar Negro, escribe Rossiyskaya Gazeta.

Los ensayos se prolongarán durante un mes y se centrarán en comprobar el correcto funcionamiento de los sistemas y equipos del nuevo submarino, indica el rotativo.

El comandante de la división de submarinos de la Flota del mar Negro, Anatoli Várochkin, adelantó recientemente que una vez concluidas las pruebas, el Novorossiysk pasará a formar parte de la Armada, algo que ocurrirá previsiblemente el año que viene.

El oficial destacó entonces que el nuevo buque sumergible combina a la perfección el gran alcance a la hora de detectar objetivos y las tecnologías furtivas, recuerda el periódico. Al “camuflarse” en el entorno acústico submarino, es capaz de detectar la presencia enemiga a distancias tres y hasta cuatro veces superiores al alcance que tienen submarinos análogos de otros países.

 

Historia de la flota rusa de submarinos

 

Está dotado además de avanzados sistemas de control y de navegación inercial, lo que le da ventajas frente a submarinos de su misma clase.

Los submarinos diésel eléctricos del proyecto 636 Varshavianka, o Improved Kilo en la clasificación de la OTAN, desplazan 3.100 toneladas. Su velocidad alcanza 20 nudos, y la profundidad de inmersión, 300 metros. La tripulación consta de 52 personas. El armamento incluye seis lanzatorpedos de 533 mm y minas.

Militares de OTAN pusieron a este modelo la etiqueta de “agujero negro” por lo difícil que resulta descubrirlo.

RIA Novosti