Avión de vigilancia An-30B rusowww.fuerzasmilitares.org (07JUN2014).- Rusia se convirtió en el primero entre los 34 países miembros del Tratado de Cielos Abiertos que empleará sistemas digitales en los vuelos de observación militar. Los expertos señalan que el nuevo escáner de fabricación nacional permitirá mejorar la calidad de imágenes, abaratará los costes de su tratamiento y aumentará la velocidad de transferencia de la información visual, destaca Rossiyskaya Gazeta.

La cámara será instalada a bordo del avión An-30B en el que los inspectores rusos sobrevuelan el territorio de otros países en el marco de sus misiones de vigilancia, indica el diario.

Según el viceministro de Defensa de Rusia, Anatoli Antónov, el documento que autoriza la utilización del nuevo sistema en los vuelos de observación militar fue firmado por representantes de 21 países que intervinieron en la homologación.

Los preparativos para la homologación internacional se prolongaron durante los últimos tres años. El dispositivo se ensayó tanto en aire como en tierra, indicó el alto funcionario.

“De esta forma, Rusia contribuye a la introducción de modernos sistemas digitales en el ámbito de los vuelos de Cielos Abiertos a fin de hacer más eficaz el Tratado”, destacó.

El rotativo señala que la demora en la homologación del dispositivo se debió a que los expertos estadounidenses se negaron a plasmar sus firmas en el documento con el argumento de que el sistema presuntamente no garantiza la eliminación total de datos obtenidos.

Para refutar esas afirmaciones, en diciembre pasado se realizó un vuelo de prueba sobre el territorio de Dinamarca en el que participaron inspectores suecos y noruegos.

Las misiones en el marco del Tratado de Cielos Abiertos tienen por objetivo la prevención de agresiones repentinas contra países colindantes.

Firmado el 24 de marzo de 1992 en Helsinki, el documento autoriza a los observadores militares a obtener imágenes de movimientos de tropas y buques y de cualesquiera instalaciones del Ejército o de la Armada en un extenso territorio desde la ciudad canadiense de Vancouver hasta el puerto ruso de Vladivostok, en el Pacífico.

RIA Novosti