Portahelicópteros clase Mistralwww.fuerzasmilitares.org (13JUN2014).- Romper el contrato firmado con Rusia para el suministro de portahelicópteros Mistral equivaldría para Francia renunciar a su estatus de potencia militar, aseguró el experto galo Philippe Migaux en una entrevista que publicó Rossiyskaya Gazeta.

“Renunciar al contrato de los Mistral en un momento en que el presupuesto de Defensa está a punto de sufrir nuevos recortes significaría abocar a la muerte nuestra industria militar”, dijo Migaux, del Instituto francés de Relaciones Internacionales y Estratégicas.

Según el politólogo, hace unas semanas los responsables de siete grupos líderes de la industria de defensa gala remitieron una misiva al presidente François Hollande en la que advirtieron de que un eventual ajuste de los presupuestos tendría “consecuencias dramáticas” en el sector, con una destrucción masiva de empleo y la pérdida de tecnologías valiosas.

“De ahí que Francia no pueda permitirse la anulación de un gran contrato con Rusia. De lo contrario, deberíamos decir abiertamente que Francia renuncia a su estatus de potencia militar”, enfatizó.

El experto subrayó que, pese a las presiones por parte de EEUU y de algunos países de Europa del Este miembros de la OTAN, el 90% de los militares galos y la opinión pública del país están a favor de que el contrato de los Mistral llegue a buen término.

La ejecución del contrato se está cumpliendo en el calendario previsto, indicó. ‘Vladivostok’, el primero de los portahelicópteros que Francia debe entregar a Rusia, ya está realizando ensayos en alta mar, y marineros rusos se desplazan al país galo para recibir la formación necesaria, por lo que “es demasiado tarde para dar marcha atrás”, aseveró Migaux.

“En estos momentos, nada debe impedir la realización de este contrato. Se ha dejado claro que Francia tiene intereses propios y que no piensa ceder a las presiones de nadie”, concluyó. 

RIA Novosti