MSTA-Swww.fuerzasmilitares.org (28JUL2014).- Las Fuerzas Armadas de Rusia están formando en Crimea regimientos que se encargarán de defender la península ante eventuales ataques por mar y aire. Las nuevas unidades formarán parte de la Flota del Mar Negro rusa, revela Rossiyskaya Gazeta.

Según el rotativo, la defensa de la costa ha sido reforzada con un nuevo regimiento artillero dotado de unas 300 piezas de artillería, como el misil antitanque Khrizantema, el obús autopropulsado MSTA-S de 152 mm con guiado automático o el lanzacohetes múltiple Tornado G.

El Khrizantema es un misil capaz de destruir carros de combate e instalaciones de ingeniería enemigas, así como objetivos en la superficie acuática y en el aire, por ejemplo helicópteros. A su vez, el MSTA-S puede disparar bombas inteligentes Krasnopol M con un alcance de hasta 20 kilómetros.

Siendo una versión modernizada del Grad, el lanzacohetes Tornado G casi triplica el alcance de su famoso predecesor, ya que es capaz de destruir objetivos a una distancia de hasta 100 kilómetros, recuerda el diario.

Según portavoces del Distrito Militar Sur de Rusia, en agosto próximo el regimiento realizará una concentración en el polígono Angarski que culminará con pruebas de tiro.

Otra novedad de Crimea es un regimiento especializado en la defensa radiactiva, química y biológica que cuenta con unos 200 vehículos, entre ellos el RKhM-4-01, el TMS-65U y TDA-2K.

RIA Novosti