Fragata Navarra de la Armada Españolawww.fuerzasmilitares.org (15JUL2014).- La fragata «Navarra» se encuentra ya rumbo a Yibuti donde relevará al buque de acción marítima «Relámpago» en la operación «Atalanta» contra la piratería en el Índico. Este buque de la Armada española (F-85, en su denominación o «numeral de costado», perteneciente a la clase «Santa María») tiene previsto arribar al puerto de este país africano el próximo 23 de julio, informaron fuentes de la base naval de Rota.

La «Navarra» permanecerá desplegada en la Fuerza Naval de la Unión Europea (Eunavfor) durante cinco meses: «Su misión principal será la escolta y protección de los buques del Programa Mundial de Alimentos (World Food Program – WFP) y de los barcos de la misión de la ONU para Somalia, la seguridad marítima internacional y contribuir a la lucha contra la piratería en aguas del Índico próximas a Somalia y Golfo de Adén».

La fragata «Navarra» entró en servicio en la Armada en 1993, formando parte de la 41ª Escuadrilla de Escoltas. Su dotación la componen 214 personas, de los cuales 17 son oficiales, 28 suboficiales y 169 de marinería.

Además de la «Navarra», la clase de fragatas F-80 está compuesta por la«Santa María» (F-81) -da nombre a la serie al ser la primera en construirse-, la«Victoria» (F-82), «Numancia» (F-83), «Reina Sofía» y «Canarias» (F-86). Son las fragatas de la Armada anteriores a las más modernas F-100.

La serie F-80 fue construida en España, el primero de  ellos mediados los años 80, y en la actualidad «han terminado un proceso de modernización que les permitirá mantener y mejorar sus capacidades con el fin de que puedan seguir operando con eficacia en los próximos años». Todo ello hasta que se decida -¿o no?- su relevo por las fragatas F-110, aún en proyecto y destinadas a sustituir a las F-80.

Precisamente el proyecto de las fragatas F-110 es una de las claves sobre las que se asienta la Armada del futuro en España. Otras son el programa desubmarinos S-80 (con graves problemas y del cual apenas recibimos informaciones) y la adaptación de la aviación no tripulada a las plataformas marinas.

«Inicialmente estos buques fueron concebidos para misiones eminentemente antisubmarinas y para operaciones de escolta oceánica, no obstante loscambios experimentados en el entorno estratégico han hecho que  los buques puedan emplearse en otros cometidos tales como apoyo en la proyección de una fuerza naval, operaciones de interdicción marítima, integración en la defensa aérea territorial y vigilancia y escolta en teatros de operaciones alejados», explican desde las Armada española.

Por cierto, hay que recordar, como bien hace la Armada española en su dossier informativo, que la fragata «Navarra» participó en labores de vigilancia durante la operación «Romeo-Sierra» en la isla de Perejil.

abcblogs.abc.es/tierra-mar-aire