La fabricación del sistema de misiles antiaéreos S-300 ya está al finalizar y en adelante se producirá sólo el sistema S-400, declaró hoy el jefe del Estado Mayor de la Fuerza Aérea rusa, general Víctor Bóndarev.

"Se producirá sólo el sistema S-400 porque el S-300 ya es obsoleto", dijo Bóndarev que asiste a una exposición dedicada al centenario de la Fuerza Aérea rusa.

Ígor Ashurbeili, copresidente del Consejo de Expertos para la Defensa Antiaérea y Espacial, comentó anteriormente que el último sistema S-300 para el Ejército ruso fue producido en 1994 y que desde entonces se produjo ese arma sólo para la exportación.

En todo caso, el Ministerio ruso de Defensa no ha hecho por ahora ningunos comentarios.

El sistema de mediano y largo alcance S-400 fue diseñado para derribar toda clase de blancos aéreos (aviones tripulados y no tripulados, misiles crucero, balísticos tácticos y táctico-operativos, blancos hipersónicos, etc.) a una distancia de hasta 400 km y a una altura de hasta 30 km.

El arma supera en alcance, versatilidad y rendimiento al anterior sistema, S-300. Dos regimientos del Ejército ruso, ambos emplazados en las afueras de Moscú, ya disponen de sistemas S-400. Uno tercero será emplazado en la Flota rusa del Báltico en 2012.

RIA Novosti