Soldados ucranianos, capturados por las fuerzas prorrusas, esperan sentados en el piso en la ciudad de Snizhne, en Donetsk. REUTERSwww.fuerzasmilitares.org (02SEP2014).- La Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) exigió este viernes a Rusia que cese sus "acciones militares ilegales" en Ucrania y su apoyo a los separatistas prorrusos, y que de pasos "inmediatos y verificables" para rebajar tensiones en la región. 

"Condenamos en los términos más enérgicos la indiferencia de Rusia ante sus obligaciones internacionales", señaló el secretario general de la OTAN, Anders Fogh Rasmussen, en declaraciones tras una reunión extraordinaria de la Comisión OTAN-Ucrania, celebrada a petición de Kiev, informó Efe. 

Rasmussen calificó de "grave escalada" la "agresión militar de Rusia contra Ucrania". 

Pese a los desmentidos "vacíos" de Moscú, agregó que, "está ahora claro que soldados y equipamiento rusos han cruzado ilegalmente la frontera con el este y sureste de Ucrania", en lo que no es una acción aislada, sino "parte de un peligroso patrón durante muchos meses para desestabilizar Ucrania como nación soberana". 

Según la OTAN, que reunió ayer a los 28 embajadores en el Consejo del Atlántico Norte, máximo órgano decisorio de la Alianza, "fuerzas rusas están implicadas en operaciones militares directas dentro de Ucrania" y Moscú sigue su suministro a los separatistas "tanques, vehículos blindados, artillería y lanzacohetes". 

Ucrania, por su parte, solicitó este viernes entrar a la OTAN, en su pedido más urgente hasta el momento por ayuda militar de las potencias de Occidente, tras acusar a Rusia de enviar soldados que hicieron retroceder a sus tropas en favor de los separatistas que reciben apoyo de Moscú.

Además, Rasmussen indicó que Rusia "ha disparado contra Ucrania tanto desde territorio ruso como desde dentro de suelo ucraniano". Añadió que la Federación mantiene "miles de soldados listos para combatir en las fronteras" ucranianas. 

"Se trata de una violación descarada de la soberanía ucraniana y de su integridad territorial y desafía todos los esfuerzos diplomáticos en pro de una solución pacífica", recalcó. 

Esa expresión de solidaridad con Ucrania se traducirá la próxima semana en la cumbre de la OTAN que se celebrará el 4 y 5 de septiembre en Gales (Reino Unido) y donde los aliados se reunirán con el presidente ucraniano, Petro Poroshenko, con medidas concretas, aseguró Rasmussen. 

"Tomaremos decisiones sobre cómo mejorar nuestra cooperación con Ucrania y entre otras medidas estamos creando cuatro fondos fiduciarios para iniciativas concretas en cuatro áreas: logística, mando y control, ciberdefensa y ayuda al personal militar, incluido al herido", explicó. 

Según Rasmussen, en la reunión de este viernes "varios aliados" anunciaron contribuciones financieras concretas y señalaron que podría haber más avances en Gales. 

El propósito de estos fondos es financiar actividades que puedan ayudar a Ucrania a "reformar y modernizar" sus fuerzas armadas con vistas a hacerlas más fuertes para defender el país, explicó.

eluniversal.com