Petro Porochenkowww.fuerzasmilitares.org (22SEP2014).- El presidente ucraniano Petro Porochenko advirtió este domingo a los separatistas del este del país y a Rusia que Ucrania está dispuesta a defenderse militarmente si fracasa el plan de paz. La advertencia llega tras la firma en la madrugada del sábado en Minsk (Bielorrrusia) de un memorando de nueve puntos que prevé la creación de una zona desmilitarizada de 30 kilómetros de ancho a ambos lados de la línea del frente.

Sin embargo, en nuevo signo de la fragilidad de la tregua, poco después de la firma murieron al menos dos soldados ucranianos y el ejército de Kiev anunció que la zona desmilitarizada sólo será posible con un alto el fuego total en las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk. En una extensa entrevista a las cadenas de televisión ucranianas Petro Poroshenko reconoció que ha habido una "desescalada" en las regiones rebeldes pero que Ucrania "tiene que estar preparada para defender nuestro Estado si el plan de paz no funciona".

"Tenemos que reforzar nuestras líneas de defensa, nuestro ejército", dijo el presidente ucraniano, que quiere comprar equipos de vigilancia y radares tras haber recibido la semana pasada la promesa de Estados Unidos de una ayuda de 46 millones de dólares para comprar material y formar al ejército.

Al mismo tiempo descartó una respuesta únicamente militar frente a los rebeldes separatistas prorrusos. "Como más grupos tácticos o batallones del ejército ucraniano haya [en las regiones separatistas] más tropas rusas habrá en el lugar", afirmó. Las autoridades del Kremlin desmienten tener tropas en la región aunque medios independientes rusos afirman que han sido enterrados en Rusia varios paracaidistas que murieron en los combates.

En Moscú, por primera vez, miles de personas se manifestaron este domingo en una "Marcha por la paz" para denunciar la "política agresiva e irresponsable" del Kremlin en Ucrania En cinco meses, el conflicto en el este de Ucrania ha dejado más de 2.900 muertos y 600.000 desplazados. - Combates en el aeropuerto de Donetskportavoz del ejército ucraniano, Andri Lysenko, afirmó el domingo que la puesta en marcha de la zona desmilitarizada, de donde deberían haberse retirado las armas pesadas en la madrugada del domingo, sería posible únicamente después de un alto el fuego total en las regiones separatistas de Lugansk y Donetsk.

"Uno de los principales puntos [del acuerdo firmado el sábado en Minsk] concierne el alto el fuego y únicamente después, están los otros puntos", declaró Lysenko. "Mientras no se cumpla el primer punto, no podemos hablar de los siguientes", agregó.

El texto prevé la entrada en vigor simultánea de los puntos acordados en el territorio controlado por los rebeldes, esto es, una zona de 230 kilómetros de largo entre Lugansk y el mar de Azov al sur, y de 160 kilómetros de ancho entre Donetsk al oeste y la frontera rusa al este.

Este memorando refuerza un protocolo de alto el fuego cerrado el 5 de septiembre, también en Minsk. Desde ese día, al menos 37 civiles y militares murieron en el este de Ucrania, según un recuento de la AFP.

En Donetsk, principal ciudad en manos de los prorrusos, se registraron de nuevo este domingo disparos de armas pesadas en las inmediaciones del aeropuerto, controlado por las fuerzas ucranianas.

"Desde el amanecer y la entrada en aplicación del alto el fuego, hemos remarcado una reducción en el uso de lanzacohetes múltiples y artillería por parte del ejército ucraniano", declaró a la AFP un responsable militar de la autoproclamada República Popular de Donetsk, denominado Denis.

"Disparan menos en los barrios de la ciudad situados cerca del aeropuerto. Pero no se movieron, no se replegaron. Sus tanques y sus blindados están escondidos en aparcamientos subterráneos", añadió.

"Recibimos la orden de no disparar con armas pesadas. Pero, cuando nos disparan, por supuesto respondemos. Cuando detectan un movimiento nuestro, disparan. Cada uno quiere mostrar al otro que continúa allí", explicó Denis.

AFP