Sede de la compañíawww.fuerzasmilitares.org (12NOV2014).- El valor de las acciones de la empresa tecnológica Indra cayó un 10,7 por ciento el martes, hasta los 7.79 euros, después de conocerse el requerimiento de información de laComisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) sobre ciertas cuestiones contables referidas a las cuentas de 2013.

La pérdida se acumula a otra caída que registró el pasado viernes, cuando las acciones de la tecnológica retrocedieron otro 8,94 % tras la presentación de resultados económicos, que estuvieron por debajo de lo que habían previsto los expertos.

El órgano supervisor solicitó a los directivos de Indra datos adicionales sobre ciertas cuestiones contables relativas a la memoria de 2013, que ha sido auditada por KPMG con una opinión resultante favorable, sin salvedades.

La multinacional ya ha realizado las acciones oportunas al supervisor.

En un comunicado, la compañía remarcó que la petición de la CNMV fue dentro del “marco de su actividad regular”, cuya respuesta ya se incorporó a las cuentas, y que “no existe ningún requerimiento adicional pendiente de contestar”.

Indra no ha sido la única compañía a la que la CNMV ha pedido información adicional este año, según explicaron fuentes del mercado. También ha hecho requerimientos a otras 37 cotizadas, incluidas varias en el índice Ibex.

Según algunos expertos, como Iván San Félix, de Renta 4, en otro entorno económico estas acciones no hubieran provocado un castigo tal fuerte por parte del mercado pero “algunos inversores se han puesto en lo peor tras casos como el de Penscanova y Gowex, además de otros factores”, agregó.

Peores resultados

Durante la jornada de ayer, la acción llegó a ceder un 13,5 %, aunque finalmente moderó la pérdida al 10,77 por ciento. La caída se produjo con un volumen de siete millones de títulos, cuatro veces su media diaria en el último mes. Los intermediarios más vendedores fueron Santander y Morgan Stanley.

Indra ha retrocedido un 21.31 por ciento en las últimas cuatro sesiones que equivale a una pérdida de 347 millones de capitalización bursátil. Cede un 35,84 por ciento en 2014 y cotiza en mínimos de octubre de 2012.

Al comunicar sus últimos resultados, Indra informó que registró un beneficio neto de 78 millones en los nueve primeros meses, un 18 por ciento más, pero registró un flujo de caja negativo de cinco millones.

Con el reciente desplome, la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (Sepi), propietaria del 20,1 por ciento del capital de la tecnológica, ha visto cómo su participación en Indra perdía valor. La entidad adquirió en agosto los títulos de Indra, en los que invirtió 336,9 millones de euros. Al cierre de ayer, su paquete accionarial valía 257,8 millones, 79 millones menos.

Infodefensa