El Ministerio de Defensa alemán reconocía en Marzo de este año que se habían detectado deficiencias en los fusiles de asalto HK-36, de patente germana.
El Ministerio de Defensa alemán reconocía en Marzo de este año que se habían detectado deficiencias en los fusiles de asalto HK-36, de patente germana.

www.fuerzasmilitares.org (03SEP2015).- El Ministerio de Defensa alemán reconocía en Marzo de este año que se habían detectado deficiencias en los fusiles de asalto HK-36, de patente germana.

Ahora el Secretario de Defensa alemán, Katrin Suder, acaba de dar a conocer la compra de 600 nuevos fusiles y 600 ametralladoras para equipar a los soldados de sus fuerzas armadas.

Según informó el periódico digital Süddeutsche, el ejército ha elegido como sustituto al fusil HK417, que ya está en uso en algunas unidades de las fuerzas especiales. La entrega se hará a mediados de 2016 y evidentemente esta compra es solo una solución provisional para dotar de un fusil más fiable a las tropas que Alemania tiene desplazadas en zonas de conflicto.

Varias informaciones sotienen que Heckler Koch había pedido a la Agencia de Contrainteligencia Militar de Alemania (MAD) evitar que esas informaciones saliesen a la luz pero finalmente, después de un estudio en profundidad, la Ministra no tuvo más remedio que admitir que con su diseño actual, el G36 no tenía futuro en las fuerzas armadas. La ministra afirmó que ‘“El G36 tiene al parecer tiene un problema de precisión a altas temperaturas y también cuando se sobrecalienta al disparar”.

El fusil de dotación podría cambiar este año

Desde 1996, Alemania ha comprado a Heckler Koch más de 176.000 fusiles G36 para sus fuerzas armadas (Bundeswehr). Sustituir todas estas armas tendría un gran coste en un momento de ajustes económicos pero a pesar de esto el Ministerio de Defensa Alemán ha dejado la puerta abierta anunciando que será a finales de 2015 cuando tome una decisión firme sobre la total sustitución de sus fusiles de asalto.

Estos defectos son un tema que nos toca muy de carca a los españoles ya que el HK G36 es el fusil reglamentario de nuestros militares. Después de todas estas informaciones el Ejército de Tierra ordenó hacer un estudio sobre su funcionamiento sin que hasta la fecha se haya detectado ningún problema ni se hayan recibido observaciones sobre mal funcionamiento por parte de las unidades. Según un portavoz del Ministerio de Defensa nuestros fusiles funcionan correctamente ya que los cañones de las armas que se utilizan en España no se construyeron en Alemania si no en la fábrica de armas Santa Bárbara, en A Coruña. ¿La cuestión es que ocurrirá a partir de ahora que esta fábrica ha dejado de funcionar? ¿A quién compraremos las remesas y repuestos que nos hagan falta?

stockarmas.com