El Estado Mayor de las Fuerzas Armadas de Rusia reconoció por primera vez la existencia de la amenaza nuclear por parte de Irán y Corea del Norte, según se desprende de las palabras del jefe del organismo, general Nikolái Makárov, difundidas por la cadena Russia Today (RT).

“La amenaza siempre existe, por lo cual monitorizamos constantemente el desarrollo del potencial nuclear de varios países. El análisis que realizamos junto con los estadounidenses, confirma que la amenaza sí existe y por tanto estamos de acuerdo que es necesario crear el escudo antimisiles”, dijo Makárov en una entrevista a RT.

Corea del Norte se declaró potencia nuclear en 2005. En 2006 y 2009, el país asiático realizó pruebas nucleares, lo que provocó protestas de Occidente además de la aprobación de varias resoluciones del Consejo de Seguridad para que Pyongyang suspenda sus actividades nucleares.

En lo concerniente a Irán, es ya desde tiempo sospechado por EEUU y varios países del Occidente de desarrollar armamento nuclear bajo cobertura de su programa de energía atómica. Teherán rechaza todas las acusaciones e insiste que con su programa nuclear busca únicamente satisfacer la creciente demanda de energía eléctirca. Últimamente, son cada vez más frecuentes las publicaciones en la prensa sobre presunta operación militar contra Irán planeada por EEUU e Israel.

Anteriormente, el Ministerio ruso de Defensa afirmaba que Irán y Corea del Norte no presentan amenaza para Europa y Rusia por no poseer suficiente potencial para crear arma nuclear y sus portadores.

Sin embargo, según Makárov, es conocido que “muchos países que no anuncian posesión de arma nuclear, en realidad la tienen” y si “acaba en manos de extremistas, será muy peligroso para la seguridad internacional”.

El jefe del Estado Mayor manifestó asimismo la disposición de Rusia a colaborar con otros países para la neutralización de amenazas nucleares tanto existentes como potenciales.

RIA Novosti