"A partir de ahora cada uno de los 24 bombarderos tácticos volará acompañado por un caza, para lo cual se enviarán 10 o 12 cazas más", dijo la fuente.

www.fuerzasmilitares.org (28NOV2015).- Rusia estudia enviar a la base aérea de Hmeymim en Siria 10 o 12 cazas más para proteger a los bombarderos, comentó una fuente militar citada por el diario ruso Kommersant. "A partir de ahora cada uno de los 24 bombarderos tácticos volará acompañado por un caza, para lo cual se enviarán 10 o 12 cazas más", dijo la fuente.

De esta manera, escribe Kommersant, los bombarderos Su-24M cumplirán misiones en pareja con un caza Su-27 o un Su-30SM.

Los aviones rusos están bombardeando desde el 30 de septiembre objetivos del grupo terrorista Estado Islámico en Siria, atendiendo una petición del presidente Bashar Asad.

En la operación aérea participan aviones de ataque Su-25, cazas Su-30SM, bombarderos tácticos Su-24M y bombarderos estratégicos Tu-160, Tu-95MS y Tu-22M3.

Después de que un caza F-16 turco derribara un Su-24 ruso, el Ministerio de Defensa declaró que todas las misiones de la aviación de asalto se efectuarán en adelante bajo la protección de cazas.

El titular de Defensa ruso, Serguéi Shoigú, comunicó que el crucero lanzamisiles Moskva también se acercará a la costa siria para "destruir cualquier objetivo que amenace a la aviación rusa".

Además, reveló, Rusia desplegará en la base aérea de Hmeymim sistemas antiaéreos S-400.

Hasta ahora los bombarderos rusos volaban sin protección en Siria porque en la tierra no existe peligro potencial alguno: los servicios de inteligencia no han detectado sistemas antiaéreos portátiles entre las armas que tienen los terroristas.

Tampoco se consideraba posible un ataque por parte de los aviones de la coalición liderada por EEUU.

Los aviones turcos derribaron el martes sobre territorio sirio un bombardero ruso Su-24 que retornaba a su base en Siria tras atacar objetivos del Estado Islámico.

Ankara afirma que la aeronave rusa incursionó en el espacio aéreo turco, mientras que Rusia sostiene que el aparato no cruzó la frontera y en ningún momento amenazó a Turquía.

mundo.sputniknews.com