Cualquiera de las fuerzas que operan en Siria y representan una amenaza con su actividad para los militares rusos debe ser aniquilada, afirmó este viernes el presidente ruso, Vladímir Putin.Cualquiera de las fuerzas que operan en Siria y representan una amenaza con su actividad para los militares rusos debe ser aniquilada, afirmó este viernes el presidente ruso, Vladímir Putin.

www.fuerzasmilitares.org (11DIC2015).- Cualquiera de las fuerzas que operan en Siria y representan una amenaza con su actividad para los militares rusos debe ser aniquilada, afirmó este viernes el presidente ruso, Vladímir Putin.

"Cualquier objetivo que amenace a los militares rusos y a nuestra infraestructura terrestre debe ser eliminado sin dilaciones", encargó el líder ruso.

Además, advirtió a los que puedan organizar provocaciones contra militares rusos.

"Adoptamos medidas adicionales para la seguridad de nuestros efectivos y de la base aérea", recordó.

Putin señaló que los aviones rusos actúan ahora en Siria bajo protección de cazas.

"Ordeno actuar de manera muy firme", indicó.

La operación rusa cambió la situación en Siria

Putin informó que la operación rusa cambió la situación en Siria y dañó gravemente la infraestructura de Daesh (autodenominado Estado Islámico).

"La aplicación conjunta de las fuerzas aéreas y la Armada, el uso de sistemas de armamento preciso causaron un daño grave a la infraestructura de terroristas, lo que permitió cambiar cualitativamente la situación en Siria", dijo Putin durante una reunión del Ministerio ruso de Defensa.

El líder ruso agregó que las actividades de militares rusos en Siria merecen una evaluación positiva.

"Son resultados del trabajo del Ministerio de Defensa, oficiales del Estado Mayor, pilotos de las fuerzas aéreas y marinos de la Armada", dijo.

Putin informó que actualmente alrededor de 5.000 militares del Ejército Libre Sirio junto con las tropas gubernamentales atacan los objetivos terroristas.

El pasado 30 de septiembre la Fuerza Aérea rusa inició ataques contra Daesh y Frente al Nusra, ambas prohibidas en Rusia, en Siria a petición del presidente del país, Bashar Asad.

Putin rechaza intereses geopolíticos en la operación en Siria

El líder ruso anunció que la operación militar rusa en Siria no promueve los intereses geopolíticos de Moscú, sino es una respuesta a la amenaza directa de Daesh.

"Lo más importante es prevenir la amenaza que pesa sobre la misma Federación Rusa", destacó Putin al indicar que las acciones de Rusia "no se explican por abstractos e indefinidos intereses geopolíticos, ni por el deseo de entrenar las tropas o probar un nuevo sistema de armas".

El líder ruso además advirtió sobre posibles provocaciones contra los militares rusos en Siria agregando que ya se han aplicado las medidas de seguridad en la base aérea rusa.

"Está reforzada con nuevos sistemas de defensa antiaérea, todas las operaciones de la aviación se llevan a cabo bajo la protección de cazas", dijo.

Moscú coordina operación antiterrorista en Siria y labor de servicios especiales en Rusia

Putin afirmó también que la aviación rusa en Siria y los servicios especiales en Rusia coordinan sus acciones en la lucha antiterrorista.

“Las acciones de nuestras Fuerzas Armadas están sincronizadas con el labor de nuestras fuerzas del orden y servicios especiales en el territorio de Rusia”, dijo Putin al añadir que prácticamente en todo el territorio ruso el Servicio Federal de Seguridad “detecta células enmascaradas de diferentes organizaciones terroristas”, entre ellas Daesh.

“Sabéis, qué motivó nuestra decisión de prestar ayuda militar a la República Árabe de Siria e iniciar labor activo en ese país para luchar contra el terrorismo internacional; los extremistas, incluidas personas procedentes de Rusia, de los países de la Comunidad de Estados Independientes, crearon en ese país una verdadera base”, dijo.

Los planes de los terroristas son evidentes, fortalecer sus posiciones y expandirse a nuevas regiones, añadió el líder ruso.

mundo.sputniknews.com