Este miércoles se ha realizado un desfile militar en la Plaza Roja, en Moscú, para conmemorar el 67º aniversario de la victoria soviética sobre la Alemania nazi durante la Gran Guerra Patria.

El recién investido presidente ruso, Vladimir Putin, y el nuevo primer ministro, Dmitry Medvedev, junto a un gran número de invitados locales y extranjeros, participaron en las celebraciones.

Putin, quien tomó posesión de la presidencia por tercera ocasión el lunes, dio un discurso durante el desfile, en el cual subrayó que los sacrificios hechos por la Unión Soviética para facilitar el triunfo sobre el nazismo concedieron a Rusia un derecho indiscutible de promocionar su posición con respecto a la seguridad global.

"Rusia ha venido aplicando una política destinada a reforzar la paz y la seguridad del mundo. Tenemos un gran derecho moral a pronunciarnos a favor de nuestra postura", señaló Putin.

Xinhua