El presidente de Rusia, Vladímir Putin, ordenó al Gobierno asegurar un desarrollo prioritario de la Armada nacional en las zonas del Ártico y el Lejano Oriente, comunicó hoy la oficina de prensa del Kremlin.

También encomendó al Gabinete elevar a un 70% para 2020 el porcentaje de armas modernas en el arsenal de las Fuerzas Armadas.

El decreto de Putin, quien asumió hoy la presidencia de Rusia por tercera vez, menciona entre las prioridades el desarrollo de las fuerzas de disuasión nuclear, sistemas de defensa aeroespacial, comunicaciones, reconocimiento y control, guerra electrónica, aparatos aéreos no tripulados, sistemas de ataque robotizados, moderna aviación de transporte, armas de alta precisión y sistemas de protección individual para la tropa.

El número de militares contratados en las FF.AA, según él, debería aumentar a un ritmo de al menos 50.000 efectivos anuales.

RIA Novosti