Rusia inició una serie de ensayos con vistas a la compra de una licencia italiana para la producción local del vehículo blindado de combate Centauro, comunicó hoy un portavoz de Oto Melara, la empresa que fabrica este modelo conjuntamente con Iveco Fiat.

“Las primeras dos máquinas con cañones de 105 y 125 milímetros ya llegaron a Rusia y se sometieron a pruebas en un polígono cerca de Moscú”, precisó la fuente.

Agregó que otros dos vehículos, dotados de cañones de 120 y 30 milímetros, estarán en Rusia dentro de seis semanas y también van a participar en el programa de ensayos: de laboratorio, sobre la marcha y prácticas de tiro.

Una vez concluidas las pruebas, a finales del presente año, la parte rusa decidirá si le conviene establecer una empresa conjunta para producir estos modelos bajo licencia.

Un alto cargo de la corporación rusa Rosoboronexport confirmó en declaraciones a RIA Novosti que Moscú podría comprar la licencia para producir los vehículos Centauro localmente, tal vez, en las instalaciones industriales de la planta automotriz Kamaz, en Tartaristán.

El Ejército italiano cuenta actualmente con 400 modelos Centauro, vehículo blindado de ocho ruedas que pesa 24 toneladas, tiene cuatro tripulantes, autonomía de 800 Km y velocidad de hasta 110 Km/h. Además del cañón como arma primaria, el vehículo dispone de dos ametralladoras de 7,62 milímetros.

RIA Novosti