Observadores militares de Polonia sobrevolarán esta semana Bielorrusia y Rusia en el marco del Tratado de Cielos Abiertos, informó hoy un portavoz del Ministerio ruso de Defensa. El vuelo de observación tendrá como punto de partida el aeródromo de Kúbinka, cerca de Moscú, y un alcance máximo de 5.500 Km. Se efectuará en el período del 15 al 19 de mayo a bordo de un avión de la marca ucraniana An-30B. “Pertenece a la clase de aeronaves que no llevan armas algunas. Los sistemas técnicos a bordo han sido certificados por expertos internacionales, entre ellos, los rusos”, precisó el portavoz de Defensa.

Suscrito en 1992 por 27 Estados miembros de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE), el Tratado de Cielos Abiertos busca mejorar el entendimiento y la confianza mutua facilitando a los signatarios la posibilidad de recoger abiertamente información sobre tropas y actividades militares.

Observadores de cualquier país signatario están autorizados a sobrevolar con fines de inspección, mediante un sistema de cuotas anuales y con preaviso, la totalidad del territorio de otros Estados miembros, incluidas las  zonas normalmente restringidas para vuelos. Rusia ratificó el Tratado de Cielos Abiertos en 2001.

RIA Novosti