El Ejército ruso recibirá el próximo año una partida experimental de cazas de quinta generación T-50, informó hoy el coronel general Alexandr Zelin, asesor del ministro de Defensa y, hasta hace poco, comandante de la Fuerza Aérea de Rusia (FAR).

Zelin afirmó que el proyecto del T-50 avanza según el plan. “A las pruebas se incorporó recientemente el tercer avión y pronto llegará el cuarto”, dijo en una conferencia organizada en la ciudad de Vorónezh con ocasión del 100 aniversario de la FAR. Agregó que la Fuerza Aérea recibirá en 2013 el primer lote experimental de los T-50.

Anteriormente se informó que el número de aviones implicados en el programa de ensayos se elevaría de 3 a 14.

El primer caza T-50 fabricado en serie llegaría al Ejército en 2015. En total, la FAR planea adquirir 60 máquinas de este modelo.

Rusia procedió al desarrollo de un caza de quinta generación en la década de 1990 y actualmente promueve el proyecto en cooperación con India. El primer prototipo del T-50 levantó vuelo en enero de 2010.

RIA Novosti