Augsburg
La ciudad de Augsburg fue atacada por los bombarderos de la Royal Air Force (RAF) en la Segunda Guerra Mundial

www.fuerzasmilitares.org (24DIC2016).- En la ciudad alemana de Augsburg, el descubrimiento de una bomba sin explotar de la Segunda Guerra Mundial, y la necesidad de desactivarla de inmediato, acabó con la navidad de una buena parte de sus habitantes, quienes de manera obligatoria deben evacuar la zona para que las autoridades puedan actuar.

El 25 de diciembre en la ciudad de Augsburg, ubicada al sur de Alemania, 54.000 personas serán evacuadas, tras haberse encontrado esta bomba mientras se realizaban unos trabajos de construcción. La bomba de 1,8 toneladas, habría sido lanzada por un avión británico de bombardeo, en alguna de las misiones realizadas sobre esta ciudad durante la Segunda Guerra Mundial, y que tenían por misión debilitar la capacidad productiva de la industria alemana, así como la voluntad de lucha del pueblo alemán.

Hay que recordar que durante la Segunda Guerra Mundial todos los bandos atacaron a la población civil y destruyeron ciudades, en el marco de la doctrina conocida como de "guerra total". Actualmente y debido a los avances en Derechos Humanos y Derecho Internacional Humanitario, está prohibido atacar a la población civil no combatiente, y quien lo haga comete un crimen severamente castigado.

Estas evacuaciones masivas por la presencia de munición sin explotar, no son extrañas en Europa, donde se lanzaron toneladas de bombas sobre ciudades, pueblos y zonas industriales. Periódicamente el descubrimiento de una de estas bombas se vuelve noticia principalmente por los trastornos que generan las evacuaciones masivas. Por ejemplo en el 2011 en la ciudad de Koblenz, fueron evacuadas 45.000 personas debido a una situación similar.

El 25 de diciembre -día de la navidad- cae un domingo, cuando hay poco tráfico y menor actividad comercial, además el lunes 26 de diciembre es festivo en Alemania, lo que facilitará la labor de las autoridades.

La edad de la bomba dificulta la labor de los expertos antiexplosivos, debido a que los componentes del detonador y los cables pueden estar oxidados o altamente deteriorados, de igual manera los químicos del explosivo pueden haberse tornado inestables. Si la bomba no se puede desactivar se deberá realizar una detonación controlada, que ciertamente podría causar daños a la infraestructura de la ciudad, pero se espera no llegar a ese extremo.

 

(Douglas Hernández, Medellín)