Rusia está dispuesta a dialogar con la OTAN sobre su escudo de defensa antimisiles (DAM) siempre y cuando se les den garantías jurídicas de que dicho escudo no irá dirigido en su contra, declaró el presidente ruso Vladímir Putin en una rueda de prensa después de reunirse el viernes en París con su homólogo francés, Francois Hollande.

“Siempre nos dicen que el DAM no amenaza a Rusia, lo hemos oído muchas veces. Pero en vez de las declaraciones, insistimos en que nos den garantías formales, militares y tecnológicas, documentadas jurídicamente. Sólo entonces nos sentiremos seguros y podremos dialogar como socios”, dijo Putin.

Según Putin, para Rusia es inaceptable que “las decisiones se tomen de forma unilateral” y las preocupaciones de la parte rusa son ignoradas.

El presidente ruso recordó que antes la OTAN había asegurado no tener planes de ampliación hacia el este.

“Y sin embargo (la OTAN) se amplía, hacia el este, y en nuestro alrededor aparecen nuevas bases militares. Tales declaraciones como ‘no tengan miedo, les prometemos que no pasará nada’ son absolutamente insuficientes en la situación actual. No es serio. Necesitamos garantías y acuerdos sólidos en materia de seguridad”, subrayó Putin.

Al mismo tiempo, dijo, Rusia “no está exacerbando nada” sino llama al diálogo.

“Durante la reunión con el señor presidente (de Francia), tuve la impresión de que tal diálogo es posible con Francia, entonces, espero que sea posible asimismo con otros países de la OTAN”, agregó el mandatario ruso.

En 2010, la OTAN y Rusia quedaron en colaborar en materia de defensa antimisil en Europa pero las negociaciones se vieron estancadas porque Washington rehúsa ofrecerle a Moscú garantías jurídicas de que el futuro sistema DAM no irá dirigido contra el potencial ruso de disuasión nuclear.

En respuesta al despliegue del DAM en Europa, Rusia se reserva el derecho a tomar medidas de carácter técnico-militar y diplomático. En particular, estudia la posibilidad de emplazar sistemas de misiles “Iskander” en la región más occidental de su territorio, la provincia de Kaliningrado, si no se logra el consenso con respecto al escudo antimisiles de la OTAN.

RIA Novosti