La Unión Europea confirmó este lunes que el 1 de julio comenzará a aplicar un embargo a las exportaciones petroleras de Irán, tal y como lo pactaron hace meses los integrantes del bloque, y advirtió sobre nuevas sanciones si no hay progresos en el diálogo sobre el programa nuclear iraní. 

El Consejo de Ministros de Exteriores de la UE reafirmó que el embargo petrolero a Irán es una medida que pretende afectar las fuentes de financiación del programa nuclear de Teherán. Según reiteraron los ministros, el próximo 1 de julio tendrá que rescindirse cualquier contrato para importar crudo de Irán concluido después del 23 de enero, en tanto que las compañías aseguradoras europeas ya no podrán mantener sus servicios en el caso del transporte de crudo iraní.  

actualidad.rt.com