Rusia prevé la posibilidad de usar sistemas de misiles tácticos “Iskander” para destruir infraestructuras del escudo antimisiles que EEUU planea instalar en Europa, informó hoy el ministro ruso de Defensa, Anatoli Serdiukov.

“En la conferencia (internacional sobre el escudo antimisiles de EEUU) hemos expresado reiteradamente nuestra preocupación que lógicamente nos induce a destruir el escudo antimisiles”, dijo Serdiukov, tras responder a la pregunta de cómo reaccionará Rusia ante dicha amenaza.

Añadió que los “Iskander” están en la capacidad de superar el potencial del escudo antimisiles y que Rusia esperará de la parte estadounidense propuestas concretas al respecto.

“Esperaremos qué proponen. Esto para nosotros es una noticia (la disposición de EEUU de ofrecer garantías jurídicas o políticas de que el escudo no estará dirigido contra Rusia)”, dijo el ministro ruso de Defensa.

Destacó que si EEUU ofrece garantías jurídicas, Rusia estará dispuesta a ver el asunto de otra manera. No obstante, subrayó que hasta el momento la parte estadounidense ha hecho promesas sólo en palabras.

Anteriormente Rusia propuso a EEUU y la OTAN construir juntos un escudo antimisiles en Europa sobre la base de un principio sectorial, es decir, cada país respondería por la parte que le corresponda. La propuesta fue rechazada.

En vista de ello Moscú exigió garantías jurídicas de que el DAM no estará dirigido contra Rusia sin obtener resultados, por lo que se vio obligada a advertir que tomará medidas de defensa.

Hace unos días el general Nikolai Makárov, jefe del Estado Mayor del Ejército ruso declaró que “Rusia se reserva para casos extremos la posibilidad de lanzar un ataque preventivo y destruir las infraestructuras de defensa antimisil que EEUU y otros miembros de la OTAN planean instalar en Europa”.

Destacó que “el emplazamiento de nuevas armas ofensivas en el sur y el noroeste de Rusia (…) incluido el despliegue de sistemas de misiles ‘Iskander’ en la región de Kaliningrado representa una de las posibles variantes para destruir la infraestructura de defensa antimisil en Europa’.

RIA Novosti