Julia GillardLa primera ministra de Australia, Julia Gillard, ratificó hoy la permanencia de sus tropas en Afganistán, a pesar del recrudecimiento del conflicto y del anuncio de Nueva Zelanda de adelantar su retirada de la nación asiática.

El cronograma previsto de la salida de los mil 500 militares australianos de territorio afgano es claro y se realizará mediante un proceso paulatino de transición que demorará entre 12 y 18 meses, puntualizó Gillard en declaraciones divulgadas por la radio ABC.

Australia prevé asumir a finales de 2012 el mando de las fuerzas internacionales en la central provincia afgana de Oruzgán, para iniciar el traspaso de la seguridad a las fuerzas locales a mediados de este año hasta la retirada total en 2014, aclaró.

El ministro de Defensa, Stephen Smith, afirmó que las fuerzas especiales australianas en Afganistán continuarán con el entrenamiento de los aspirantes a policías en ese país.

Según el titular, la medida ocurre tras la suspensión temporal del adiestramiento de candidatos a la Policía afgana por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) ante el aumento de infiltraciones de insurgentes en las tropas internacionales.

Smith esclareció que su nación no prepara a los policías afganos, sino a los aspirantes, y que la decisión de la OTAN no afecta las operaciones australianas en Afganistán.

Nueva Zelanda confirmó que retirará sus tropas desplegadas en la provincia de Bamiyán a finales de abril del próximo año, unos cinco meses antes de lo previsto.

prensa-latina.cu