Global HawkAviones espía no tripulados Global Hawk de Estados Unidos hicieron vuelos desde una base militar en el sur de Australia entre 2001 y 2006, informó la prensa local.

Un portavoz del Ministerio de Defensa confirmó la presencia de estos aviones en la base militar de Edinburgh, cerca de Adelaida, pero minimizó la importancia de sus misiones que atribuyó a "propósitos de abastecimiento", en un correo electrónico enviado a la cadena ABC.

Las operaciones fueron detectadas por el Grupo de Aviación de West Beach (WBAG, en inglés), formado por historiadores de aviación, que fotografió e hizo un seguimiento de estos vuelos hasta 2006, cuando personal de Defensa les pidió que no publicaran sus investigaciones porque podían mostrar la vulnerabilidad de la base de Edinburgh.

La única visita oficial realizada por un Global Hawk a Australia tuvo lugar en abril de 2001 en Edinburgh, pero tras los ataques terroristas en Estados Unidos en septiembre de ese año, sus operaciones se mantuvieron en secreto.

Adelaida fue inicialmente un lugar de tránsito para los Global Hawks en su desplazamiento entre la costa oeste de EE.UU. y la base de Al Dhafra, en los Emiratos Árabes Unidos.

Sin embargo, según el portavoz de WBAG, Paul Daw, estos vuelos servían para "vigilar las misiones en Afganistán" y utilizaban la base de Edimburgh por su cercanía a una gran ciudad y la capacidad de los hangares para esconder a los aviones.

Otras fuentes de la industria de aviación indicaron a la cadena de televisión que estos aviones siguieron volando el espacio aéreo australiano después de 2006 y que la base de Edimburgh se mantiene como uno de sus lugares de aterrizaje.

Según la ABC en 2004, el entonces ministro de Defensa, Robert Hill, notificó su intención de hacer públicos los vuelos, pero las fuerzas aéreas estadounidense exigieron que las operaciones se mantuvieran en secreto.

Agencia EFE