Consejo de Seguridad de la ONUHace unas semanas escribí acerca del compromiso de larga data de Australia con la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Mencioné los más de 65 mil efectivos australianos que han participado en operaciones multilaterales de paz y seguridad alrededor del mundo desde la fundación de la ONU, y escribí acerca del compromiso de Australia con los Objetivos de Desarrollo del Milenio, bajo el cual el gobierno de Australia aportará ocho mil millones de dólares en cooperación para el desarrollo durante los próximos cinco años.

Dado este sólido compromiso con la ONU, me complace que el pasado 18 de octubre Australia haya sido elegida para ocupar un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU para el periodo 2013-2014. Para el gobierno de Australia es un honor haber sido objeto del sólido apoyo que recibió de sus socios regionales y globales.

Una vez concluida la votación, la primera ministra de Australia, Julia Gillard, y el canciller de Australia, Bob Carr, felicitaron a Argentina, Corea del Sur, Luxemburgo y Ruanda, que también fueron elegidos como miembros no permanentes.

El Consejo de Seguridad de la ONU se ubica en el núcleo mismo de la Organización de las Naciones Unidas: es la entidad que tiene la responsabilidad principal en el sistema global del mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales. Cuenta con el poder de tomar decisiones que son vinculantes para todos los estados miembros de la ONU, así como de autorizar medidas coercitivas, incluyendo sanciones y el uso de la fuerza.

El Consejo supervisa 15 operaciones de mantenimiento de la paz (en las cuales están desplegados 117 mil efectivos y de los cuales tres mil 500 son australianos) y 13 misiones políticas y de consolidación de la paz a lo largo y ancho de cuatro continentes. El Consejo también administra 13 regímenes de sanciones y ocho órganos subsidiarios que abordan temas y cuestiones tales como armas de destrucción masiva y terrorismo, así como mujeres y niños y conflictos armados.

Durante los próximos dos años, Australia tendrá influencia directa en dar forma a soluciones a los problemas más apremiantes que enfrenta el mundo en materia de seguridad. Esto es una gran responsabilidad. Aguardamos con sumo interés servir en el Consejo y realizar una aportación constructiva a la toma de decisiones en materia de la paz y la seguridad globales.

Australia colaborará y realizará consultas amplias con los países que no forman parte del Consejo, así como con organismos regionales. Aguardamos con interés trabajar estrechamente con México, particularmente dada la experiencia reciente de México como miembro del Consejo de Seguridad de la ONU. Durante la cuarta ocasión en la que México formó parte del Consejo en 2009 y 2010, fue un actor responsable, profesional y constructivo. Se enfocó en el fortalecimiento del papel de la prevención y resolución de conflictos, la promoción y protección de los derechos humanos y el derecho internacional humanitario y el realce de la transparencia del Consejo.

Esta será la quinta ocasión en la cual Australia formará parte del Consejo de Seguridad desde que se unió a la ONU como miembro fundador en 1945. Australia ocupó por vez primera la Presidencia del Consejo de Seguridad en 1946, y la última vez que formó parte del Consejo fue hace 27 años.

Katrina Cooper / excelsior.com.mx