El canciller australiano Bob Carr, la primer ministra australiana Julia Gillard, la secretaria de Estado estadounidense Hillary Clinton, el Secretario de Defensa estadounidense Leon Panetta, y el ministro de Defensa australiano Stephen SmithLa secretaria de Estado de Estados Unidos, Hillary Clinton, llegó este lunes a la ciudad australiana de Perth para participar en la reunión bilateral que se celebra anualmente para abordar asuntos sobre política exterior y defensa.

Las consultas ministeriales entre Estados Unidos y Australia (AUSMIN) tendrán lugar el miércoles y en estas participará también el secretario de Defensa, Leon Panetta, y sus homólogos australianos de Asuntos Exteriores, Bob Carr, y Defensa, Stephen Smith.

El jefe del Pentágono llegó a Perth unas horas después de Clinton tras un viaje en el que anunció que había ordenado investigar al comandante de las tropas aliadas en Afganistán, el general John Allen, por "comunicaciones inapropiadas" con una amiga del dimisionario director de la CIA David Petraus.

En Perth, protegida fuertemente por tierra y aire, Clinton tiene previsto reunirse este martes con la primera ministra, Julia Gillard, y visitar el nuevo centro Asia-Estados Unidos de Australia Occidental.

Gillard anticipó en una rueda de prensa este martes que las conversaciones con Estados Unidos, país con el que Australia mantiene una alianza militar desde hace más de 60 años, se centrarán en acuerdos conjuntos sobre seguridad.

Entre estos está el acuerdo que anunciaron Gillard y el presidente de EEUU, Barack Obama, en noviembre de 2011, para la rotación de militares norteamericanos en la base de Darwin, un despliegue que comenzó en abril pasado con unos 200 soldados y que aumentará a 2.500 en 2016.

Gillard también indicó que las conversaciones se dedicarán a un eventual aumento "a medio plazo" de la cooperación militar en el campo aéreo y marítimo, aunque insistió en qué esto no sucederá pronto.

Otras cuestiones que planteará Australia, país que acaba de obtener un asiento no permanente en el Consejo de Seguridad de la ONU, serán la situación en Siria, el programa nuclear de Irán y el despliegue militar en Afganistán en "tiempos de transición", añadió Gillard.

Australia tiene unos 1.500 soldados en Afganistán que participan en operaciones de combate y entrenamiento de las fuerzas de seguridad afganas bajo mando de la OTAN, y representan el mayor contingente que no pertenece a la Alianza Atlántica.

Varias organizaciones como Amnistía Internacional y Oxfam se manifestarán durante la visita de Clinton para exigir a Estados Unidos que impulse la negociación de un nuevo tratado sobre el comercio de armas.

Durante su estancia en Australia, Clinton viajará el miércoles a la ciudad de Adelaida para reunirse con empresarios y recorrer al astillero Techport, que aloja un proyecto de construcción de un destructor antiaéreo.

El viernes partirá hacia Singapur y después se unirá a la gira de Obama por Tailandia, Birmania (Myanmar) y Camboya, en el primer viaje que hace un presidente norteamericano a esas dos últimas naciones asiáticas.

elespectador.com