Isla Beru, KiribatiKiribati, y es básicamente un conjunto de 33 atolones, (islas coralinas) diseminadas a los largo de la línea del Ecuador, por cuyo mar territorial pasa la línea de cambio de fecha. La superficie marítima de este país es tan grande como la superficie continental de EE.UU. a pesar de lo cual solo posee aproximadamente 700 km2 de tierra firma. Su población haciende a los 140mil habitantes.

Este país ha sido catalogado como uno de los más pobres y aislados del mundo, su único recurso importante son las concesiones de pesca otorgadas a países asiático y el cultivo de unos cuantos cocos para producir copra. Gran parte de su presupuesto se compone de asistencia para el desarrollo de parte de organismos multilaterales u otros países donantes, Australia, Nueva Zelanda y Japón principalmente. 

Ahora el motivo por el cual Kiribati se esta haciendo conocido, quizás por ultima vez, es por el hecho de ser el país mas afectado por el calentamiento global. A tal grado es el daño al que esta sometido que se prevé desaparezca en unas décadas más, tal vez antes. El agua de mar ya ha contaminado las escazas reservas de agua dulce que habían en los atolones, los cultivos se han inundado con el agua salada. Deben importar hasta el último bocado de comida que debe echarse a la boca.

Las autoridades del país ya están negociando acuerdos con naciones vecinas con el propósito de albergar a su población, específicamente con  otro estado insular, Fidji, con el propósito de comprar terrenos en donde movilizar a su población para integrarse de forma ordenada y constructiva a ese país, según los planes del primer ministro de Kiribati, Anote Tong. Aun así muchos kiribatíes ya han emigrado de su país en rumbo a Nueva Zelanda bajo el rotulo de refugiado ambiental, categoría creada recientemente por la ONU para referirse a casos como este. 

Por mientras, las soluciones temporales por cierto que se planea hacer es el levantamiento de un muro alrededor de las islas mas pobladas para protegerlas de ser tragadas por las mareas o construir plataformas al estilo petrolero para albergar a su población. De todas formas el costo estimado para estas medidas supera con creces el presupuesto de la debilitada economía de esta nación. 

La catástrofe ambiental en ciernes ha empezado a cobrar sus primeras victimas en este país, es solo cuestión de tiempo antes de que otras naciones insulares o áreas costeras densamente pobladas, se sumen a este destino. Los siguiente  seguramente serán países africanos ubicado al sur del Sahara  en la sabana de Sahel, en donde cada vez de experimentan sequias gravísimas y muy prolongadas, nunca antes vistas en lo que fue esta fértil región. Cabe destacar que las naciones subdesarrolladas serian las mas afectadas por fenómenos de este tipo, debido a que los escuálidos presupuestos con los que se manejan poco servirían para generar estrategias adecuadas de prevención.

Lo apocalíptico de esta noticia nos remite a las ideas  de Jared Diamond, quien ha popularizado el termino de ecocidio, que es básicamente un escenario de colapso societal derivado de un manejo muy poco sustentable del medio ambiente que en el que se inserta un determinada sociedad. Ejemplo hay muchos, los mayas, cuya civilización ya había colapsado a la llegada de los españoles, quienes encontraron sus  ciudades abandonadas; la isla de Pascua, los vikingos en Groenlandia y un largo listado de casos similares. 

Evidentemente, los pobres kiribatíes poca responsabilidad tienen en este caso, ni siquiera consumen demasiada energía como para aportar significativamente con gases invernadero implicados en la inminente subida del nivel del mar. Quizás que el mar suba unos 5 metros nos parece poco, pero vastas y muy pobladas zonas costeras del mundo están bajo esa cota, el delta del rio Yangtsé en China, o el delta del Ganges en Bangladesh, cosa que sin duda generaría una catástrofe humanitaria de proporciones en caso de ser una subida repentina, y que sin duda impactaría de lleno los flujos migratorios hacia zonas mas seguras. El hilo se corta por la parte más delgada y seremos nosotros, los llamados países pobres y tercermundistas en pagar las consecuencias del capitalismo devorador que se cierne sobre nosotros.

@gamasilvac