Paisaje de LaosAustralia reafirmó su compromiso de contribuir a la desactivación en Laos de remanentes explosivos de los años de la guerra de agresión estadounidense, que en este país indochino afectó a un tercio de su territorio.

El canciller australiano, Bob Carr, de visita en la provincia laosiana de Luang Prabang, uno de los territorios más criticos, puntualizó que su gobierno destinará a corto plazo cinco millones 400 mil dólares para ese fin.

Dicho monto forma parte de los 43 millones de dólares comprometidos para un programa de ayuda a la subsistencia rural por un período de cuatro años, que anunció en noviembre pasado la primer ministro, Julia Gillard.

Esos fondos serán empleados en proseguir la limpieza de artefactos letales en dos mil 500 hectáreas de tierras, para que se puedan explotar agrícolamente, y en la rehabilitación de cuatro mil sobrevivientes, entre ellos los que quedaron con discapacidades, dijo Carr.

Según estudios de especialistas, alrededor de 80 millones de artefactos explosivos fueron lanzados sobre Laos durante la agresión etadounidense y de ellos un 30 por ciento fallaron en detonar, incluidas bombas de fragmentación.

Más de 20 mil laosianos han perecido por esa causa desde 1974, y todavía se reportan decenas de víctimas cada año, muchos de ellos niños que activan accidentalmente esos explosivos mientras juegan.

Australia contribuye con los esfuerzos de Laos por eliminar tal amenaza desde 1996.

prensa-latina.cu