Imagen de archivoEl Banco de la Reserva de Australia (RBA) fue objeto de un ataque cibernético mediante correos electrónicos que tuvieron el potencial suficiente para haber expuesto información interna sensible, reveló este lunes la prensa.

¿Debería Australia preocuparse por esta clase de ataques?

Los ataques ocurrieron los días 16 y 17 de noviembre de 2011 mediante correos enviados desde la cuenta válida de Strategic Planning FY2012 y sus destinatarios eran altos funcionarios de la institución.

Los recursos internos de vigilancia de la institución analizaron los mensajes y encontraron que portaban una aplicación maliciosa en un archivo comprimido, la cual inicialmente no había sido detectada por los antivirus del banco central australiano.

En los mensajes figuraban ligas hacia sitios externos que al menos seis de los destinatarios activaron.

La seguridad del RBA no estuvo en riesgo en esa ocasión, pero se generó la preocupación de que China haya desarrollado un software espía que comprometa la seguridad de las instituciones gubernamentales, indicó una nota de la Australian Broadcasting Corporation (ABC).

A su vez la Australian Financial Review precisó que el RBA confirmó que sus computadoras habían sido penetradas por el malware desarrollado en China y que buscaba información sobre negociaciones del Grupo de los 20 (G-20).

noticias.univision.com