Una guerra que involucra a Australiawww.fuerzasmilitares.org (28JUL2013).- El Gobierno de Obama planea utilizar Australia como base fundamental de sus operaciones en caso de que estalle una guerra con China. Prueba de ello son los importantes ejercicios militares conjuntos que realizan en el marco de un programa bienal.

El plan Talisman Saber, del que forman parte los ejercicios militares, se inició el pasado 15 de julio y se prolongará hasta el 5 de agosto. El programa, en el que participan unos 22.000 soldados estadounidenses y 10.000 efectivos australianos, cuenta además con 16 buques del país norteamericano y 11 naves de Australia y se desarrolla en el norte de Australia y en el mar del Coral.

Las actividades del Talisman Saber, considerado por el Pentágono y su Comando del Pacífico (PACOM) como uno de los programas más importantes entre los que se llevan a cabo en la región asiática, se realizan cada dos años desde 2005. Según un artículo publicado en el portal 'World Socialist Web Site', estas evidencian el interés por parte de la administración Obama de implicar a Australia en caso de que hubiera una guerra contra China. El Ejército australiano podría operar como complemento a las fuerzas estadounidenses y el propio país oceánico como base fundamental de las operaciones de EE.UU. 

El carácter ofensivo de las maniobras, encubierto por los medios

Los medios de comunicación apenas han prestado atención al carácter ofensivo del Talisman Saber. La cobertura se ha centrado en un incidente ocurrido hace unos días cuando aviones de combate estadounidenses, al parecer con poco combustible, arrojaron varias bombas desactivadas sobre la Gran Barrera de Coral, frente a la costa de Australia, durante un ejercicio militar. La Marina estadounidense puso inmediatamente en marcha una misión para localizar y recuperar las bombas ante el temor de que el caso disparase las críticas.

No obstante, los ejercicios de este año son los mayores efectuados hasta la fecha. En ellos participa la mayor parte de la Séptima Flota, incluido el buque de guerra de la Marina estadounidense Blue Ridge, el buque Bonhomme Richard, que puede llevar a bordo a cerca de 2.000 infantes de Marina, y el portaaviones George Washington. Submarinos y otros buques de apoyo australianos también están participando en el programa, que cuenta con representantes de varias agencias federales estadounidenses como el FBI y el Departamento de Seguridad Interna.

Además, algunos de los ejercicios han pasado prácticamente desapercibidos, como la realización simultánea de una operación aerotransportada y dos grandes desembarcos anfibios o las maniobras con aviones de despegue vertical Osprey. También la semana pasada 400 paracaidistas estadounidenses fueron trasladados durante 15 horas y sin hacer escala desde Alaska a la bahía Shoalwater Bay, en Queensland, una demostración de cómo las fuerzas estadounidenses podrían ser desplegadas rápidamente si fuera necesario.

EE.UU., en medio de la creciente tensión en la región

Según la revista militar 'Stars and Stripes', las maniobras se realizan en medio de la creciente tensión en la región. Afirma también la existencia de una estrategia conocida en los círculos gubernamentales como el 'reequilibrio hacia Asia', que es resultado, entre otros factores, de la amenaza del programa nuclear de Corea del Norte y de la tensa relación que mantiene China con aliados de EE.UU. en la región, señala la revista.

De acuerdo con el experto en geopolítica Alexandr Kuznetsov, Washington estaría revisando sus planes de crear una especie de 'OTAN asiática' en la que participarían la India y Japón, con posibles vínculos con Australia, Filipinas y Vietnam. La creación de la organización se justificaría en las disputas territoriales de Japón, Filipinas y Vietnam con China y los temores de todos estos Estados ante el crecimiento del poder económico y militar de Pekín.

actualidad.rt.com