Isla de Nauruwww.fuerzasmilitares.org (11AGO2013).- Los gobiernos de Australia y de Nauru han alcanzado un acuerdo para que los inmigrantes y solicitantes de asilo que lleguen por mar a Australia, ya sea a sus aguas o a sus costas, sean deportados al pequeño país del Pacífico, que recibirá a cambio ayudas por 30 millones de dólares (unos 22,6 millones de euros) a lo largo de este y del próximo año.

El primer ministro australiano, Kevin Rudd, y el presidente de Nauru, Baron Waqa, han suscrito el memorando de entendimiento por el que los solicitantes de asilo, si finalmente se determina que son realmente refugiados, serán acogidos en Nauru, no en Australia, informan los medios australianos. El acuerdo es similar al suscrito ya por las autoridades australianas con Papúa-Nueva Guinea hace dos semanas.

"El memorando garantiza que las llegadas marítimas no autorizadas sean transferidas a Nauru, donde recibirán un tratamiento humano", ha explicado Rudd, según recoge la cadena de televisión australiana ABC. Una vez allí podrán "quedarse y residir" en la isla, según el primer ministro, que ha defendido que esta política no incumple las obligaciones humanitarias sobre refugiados de Australia.

Hace un par de semanas, los inmigrantes trasladados a Nauru protagonizaron disturbios con las fuerzas de seguridad del pequeño país en protesta por su confinamiento.

COMBATIR LAS MAFIAS

Rudd ha asegurado que con este acuerdo se combatirá a las mafias que trafican con seres humanos, ya que se ataca su "negocio" al impedirles que puedan prometer que los solicitantes de asilo vayan a poder quedarse en Australia.

La oposición australiana ya ha manifestado sus dudas sobre la capacidad de acogimiento de Nauru, un pequeño país de una sola isla de 21 kilómetros cuadrados (un tamaño similar al de Badalona) y con 9.400 habitantes, por lo que la ayuda equivale a unos 2.400 euros por nauruano. En palabras de la líder de Los Verdes, Christine Milner, el acuerdo es "absurdo".

elperiodico.com