Organización de las Naciones Unidaswww.fuerzasmilitares.org (10SEP2013).- El 1 de septiembre pasado Australia asumió la presidencia del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas por la primera vez en más de 27 años. Cabe resaltar que la presidencia del Consejo de Seguridad es asignada por rotación en orden alfabético y cada miembro la asume durante un mes. El país que funge como presidente es responsable de convocar y presidir las reuniones del Consejo de Seguridad, administrar la agenda y facilitar la labor del Consejo. El presidente también funge como el representante público de dicho órgano, emite declaraciones y comunica decisiones en nombre del Consejo de Seguridad.
Durante la presidencia de Australia, el Consejo analizará los acontecimientos en Oriente Medio. También evaluará las operaciones de la ONU en Afganistán, Libia, Somalia, Yemen, Liberia, Guinea Bissau, Sierra Leona, Sudán y Sudán del Sur y el Golán.
Como elemento central de nuestra presidencia, Australia convocará una reunión de alto nivel acerca de las repercusiones del tráfico ilícito y el uso indebido de armas pequeñas en la paz y la seguridad internacionales, a realizarse durante la Semana de los Líderes de la Asamblea General de la ONU. Ésta será la primera vez en más de cinco años que el Consejo de Seguridad pondrá a consideración este tema de manera específica.
La reunión tendrá lugar posterior a la adopción el pasado mes de marzo del Tratado sobre el Comercio de Armas, en el cual Australia y México trabajaron estrechamente, así como el próximo lanzamiento del informe del secretario general de la ONU acerca de armas pequeñas.
El tráfico ilícito y el uso indebido de armas pequeñas intensifican y perpetúan los conflictos y la inestabilidad en todo el mundo, incluyendo en más de dos tercios de las situaciones de conflicto a nivel mundial. Asimismo, son parte integral de las amenazas a la paz y a la seguridad, incluyendo actos terroristas, piratería y el crimen organizado trasnacional. En
muchos casos, el tráfico ilícito y el uso indebido de armas pequeñas violan resoluciones, sanciones y embargos del Consejo de Seguridad de la ONU. Además obstaculizan la instrumentación de mandatos de mantenimiento de la paz y misiones políticas de la ONU, amenazan la vida de los integrantes de las fuerzas de mantenimiento de la paz y minan los esfuerzos en materia de consolidación de la paz.
El tráfico ilícito y el uso indebido de armas pequeñas tienen consecuencias humanitarias devastadoras, son una amenaza para los civiles durante conflictos armados (particularmente para las mujeres y los niños) y nutren ciclos de violencia. Además conducen a violaciones graves del derecho internacional en materia humanitaria y de derechos humanos, y debilitan la soberanía de los Estados, así como su seguridad, gobernanza, el Estado de derecho, el desarrollo, la salud y la educación.
La reunión de alto nivel brindará una oportunidad para enfocarse en medidas prácticas para instrumentar de manera más eficaz los actuales embargos del Consejo de Seguridad de la ONU en materia de armas, realzar la capacidad de misiones de mantenimiento de la paz para brindar asistencia a autoridades nacionales para garantizar la seguridad de sus existencias de armas y municiones y mejorar la coordinación entre los órganos de la ONU, organismos regionales y Estados miembros.
Australia aguarda con interés trabajar con sus socios, incluyendo a México, para asegurar que durante el mes de septiembre el Consejo de Seguridad de la ONU cumpla con sus responsabilidades de defender la paz y la seguridad internacionales.
excelsior.com.mx