Más de 3.500 australianos recibieron una orden de evacuación por la amenaza de inundaciones en el estado de Nueva Gales del Sur.

Fuertes lluvias han causado crecidas en los ríos en el estado más poblado de Australia.

La parte más afectada es el noroccidente de Sídney, donde miles de personas han recibido la orden de ubicarse en terrenos más altos.

El pueblo de Bathurst fue dividido en dos por las inundaciones.

Se esperan más lluvias y hay amenazas de inundaciones relámpago en el estado de Victoria.

BBC Mundo