Unas 2.000 personas en el suroriente de Australia pasaron la noche en refugios de emergencia a raíz de unas inundaciones que han afectado la mayoría del estado de Nueva Gales del Sur.

En Sídney debieron abrirse las esclusas del dique Warragamba (la fuente más importante de agua potable de la ciudad) para liberar la presión del agua del embalse.

Varias personas están desaparecidas después de haber sido arrasadas por las corrientes, incluyendo algunas personas que se encontraban en sus carros y que no pudieron escapar a tiempo.

Fuentes oficiales aseguran que en partes del estado de Victoria ya ha llovido más de lo que normalmente llueve en todo marzo.

BBC Mundo