Repercusiones del escándalo de espionaje internacional revelado por Snowdenwww.fuerzasmilitares.org (07DIC2013).- Australia e Indonesia acordaron una hoja de ruta para restaurar las relaciones bilaterales dañadas por el escándalo de espionaje australiano a las comunicaciones del presidente indonesio, Susilo Bambang Yudhoyono, en 2009, informaron hoy medios locales.

La ministra de Exteriores, Julie Bishop, acordó que Australia se adherirá al plan de seis puntos de Yudhoyono y establecerá una línea directa para evitar futuros problemas diplomáticos, según el diario "Sydney Morning Herald".

Bishop se reunió ayer en Yakarta con su homólogo indonesio, Marty Natelegawa, para "restaurar las relaciones", en el marco de una gira internacional que la llevará a China.

Sin embargo, Indonesia mantendrá la suspensión de la cooperación bilateral en defensa y seguridad, así como en inteligencia hasta que se aborden los seis puntos de esta hoja de ruta por la que todavía no se ha fijado ningún plazo.

El compromiso de Australia con el plan supone negociaciones y el establecimiento de un "código de conducta" que marcará las relaciones bilaterales, incluida la cooperación en inteligencia.

Bishop describió este acuerdo como un "entendimiento conjunto" que abarca los principios del Tratado de Lombok suscrito por Camberra y Yakarta en 2006 mediante el cual ambos países se comprometen a respetar la integridad territorial del otro.

Por su parte, Natalegawa dejó abierta la posibilidad de que el embajador indonesio, Nadjib Riphat Kesoema, regrese a Australia, pero enfatizó que "la reconstrucción de la confianza mutua" depende de Australia.

Indonesia suspendió el 20 de noviembre la cooperación militar y de lucha contra la inmigración con Australia en respuesta al caso de espionaje revelado dos días antes por la prensa local.

El caso se conoció tras la publicación de documentos filtrados por el ex contratista de la Agencia Nacional de Seguridad de Estados Unidos, Edward Snowden, que revelaban que los servicios secretos australianos intentaron sin éxito escuchar una conversación de Yudhoyono.

También rastrearon la actividad de su celular durante 15 días en 2009 y del de su círculo de colaboradores más próximo, incluida su esposa, según los documentos publicados por la ABC y el diario "The Guardian Australia".

EFE