El Ejército australiano planea contratar a soldados en el extranjero, ante todo a ingenieros navales y pilotos de aviones de combate, comunicó el Ministerio de Defensa de Australia. “El Ministerio de Defensa busca a soldados de servicio activo y reserva extranjeros que puedan aplicar sus habilidades profesionales y experiencia de la vida en cualquier cargo y que necesiten el plazo mínimo de recapacitación”, anunció el Ministerio de Defensa en su página oficial, citado hoy por el diario Australian.

Actualmente, los ciudadanos australianos aptos para el servicio militar optan por especialidades civiles donde les ofrecen sueldos más altos y condiciones de trabajo menos duras. Las autoridades australianas se comprometerán a ofrecer a los soldados extranjeros la posibilidad de obtener la nacionalidad en el transcurso de tres meses del servicio en el Ejército.

Australia necesita un mayor número de militar debido a la participación en la misión en Afganistán, asimismo necesita personal para nuevos aviones de combate que pronto se incorporarán a su flotilla. El Ejército australiano planea contratar ante todo al personal despedido de las Fuerzas Armadas de Reino Unido, donde el gobierno anunció reducciones de efectivos por recortes presupuestarios, así como a los ex militares de EEUU, Nueva Zelanda y Canadá.

RIA Novosti