Super Hornet de la Fuerza Aérea de Australiawww.fuerzasmilitares.org (06OCT2014).- Australia se unirá a losbombardeos aéreos liderados por EE.UU contra las posiciones del Estado Islámico (EI) en Irak, anunció hoy el primer ministro del país oceánico, Tony Abbott. "El Gabinete ha autorizado los bombardeos aéreos de Australia en Irak a petición del Gobierno iraquí y en apoyo al Gobierno iraquí", dijo Abbott en una rueda de prensa en Camberra. "También, (aunque aún) sujeto a la finalización de documentos legales, el Gabinete ha autorizado el despliegue de las fuerzas especiales en Irak para aconsejar y asistir a las fuerzas iraquíes", agregó Abbott. "Solo Irak puede derrotar al EI, pero Irak no debe hacerlo solo", subrayó el primer ministro.

Se prevé que la participación de Australia en los bombardeos en Irak, que ya son realizados por Estados Unidos en colaboración con sus aliados, comenzarán "en los próximos días", precisó por su lado, el jefe de la Fuerza Aérea del país oceánico, Mark Binskin, que participó en la rueda de prensa.

Tras una reunión con el Comité de Seguridad Nacional y el Gabinete australiano, el primer ministro alertó de que la misión en Irak podría ser "bastante larga" y podría durar "meses, más que semanas". "Quiero asegurar al pueblo australiano que será tan largo como se necesite, pero tan corto como sea posible", enfatizó el primer ministro al insistir que la participación militar en Irak es "absolutamente parte del interés nacional".

El mes pasado, Australia envió a los Emiratos Árabes Unidos seis aviones Super Hornet, un avión de vigilancia Wedgetail, un avión de abastecimiento KC-30 y un contingente de fuerzas especiales, que están a la espera de su eventual despliegue en Irak.

El miércoles pasado, Abbott anunció que dos aviones de abastecimiento de combustible y de vigilancia de su país comenzaron a apoyar las misiones de la coalición en Irak.

EL Gobierno calcula que gastará unos 434 millones de dólares (344 millones de euros) anuales en lalucha contra el yihadismo en Oriente Medio, lo que pone mayor presión en el presupuesto que afronta un billonario déficit y que ya ha tenido fuertes recortes en el gasto social.

Australia elevó a mediados de mes la alerta terrorista al nivel "alto" ante la amenaza de atentados en medio de la ofensiva internacional contra el EI en Siria e Irak.

Según el Gobierno australiano, unos 60 australianos militan en las filas del Estado Islámico, mientras que otros 100 trabajan activamente en Australia para dar apoyo logístico al grupo islámico radical y reclutar yihadistas.

Australia participó, bajo el gobierno del primer ministro conservador John Howard, en la invasión de Irak en 2003 como parte de la fuerza multinacional dirigida por EE.UU. para derribar al régimen de Sadam Hussein al que acusaban de poseer armas biológicas y capacidad potencial del fabricar bombas nucleares.

lne.es