Foto oficial de la cumbre del G20www.fuerzasmilitares.org (23NOV2014).- El presidente estadounidense, Barack Obama, mantuvo una reunión trilateral con el primer ministro de Japón, Shinzo Abe, y su homólogo australiano, Tony Abbott, en la que se han comprometido a "llevar ante la justicia" a los responsables del derribo del avión MH17" de Malaysia Airlines, en referencia al siniestro en el que murieron 298 personas el pasado 17 de julio en el este de Ucrania.

Según los informes de los expertos, el avión "se partió en el aire probablemente como resultado de daños estructurales provocados por un gran número de objetos a gran velocidad que penetraron en el aparato desde el exterior". El Gobierno ucraniano acusó a los separatistas prorrusos de haber derribado el avión, si bien éstos lo negaron.

Los tres mandatarios han debatido sobre la situación en Ucrania y se han alineado frente al Kremlin, acordando oponerse a los esfuerzos de Rusia para "desestabilizar" el este de Ucrania, durante este inusual encuentro celebrado en la cumbre del G-20 en la ciudad de Brisbane, Australia.

De igual forma, Obama, Abe y Abbott han señalado que se opondrían a la "pretendida anexión rusa de Crimea", así como a sus "acciones para desestabilizar el este de Ucrania", tal y como informa la agencia de noticias Reuters. Además de Ucrania y la crisis del ébola, los tres líderes discutieron sobre "la eliminación de la amenaza nuclear de Corea del Norte".

Los líderes de los países occidentales, con Estados Unidos a la cabeza, han aprovechado la cumbre del G-20 en Brisbane para advertir al presidente ruso, Vladimir Putin, con nuevas sanciones si no pone fin a su apoyo a las milicias separatistas del este de Ucrania.

"Creo que voy a darle la mano, pero sólo tengo una cosa que decirle: tiene que salir de Ucrania", le dijo a Putin el primer ministro australiano, Stephen Harper, durante la cumbre, según su portavoz Jason MacDonald. Sin embargo, Rusia insiste en negar implicación alguna en el conflicto bélico entre las milicias separatistas y el Ejército ucraniano.

Por su parte, el presidente estadounidense, Barack Obama, ha asegurado que su país está a la vanguardia en la "oposición de la agresión de Rusia contra Ucrania, que es una amenaza para el mundo".

También la canciller alemana, Angela Merkel, ha intervenido para explicar que la UE está estudiando imponer más sanciones financieras contra ciudadanos rusos. "La situación actual no es satisfactoria", ha afirmado en declaraciones a la prensa. "En la actualidad, hoy una lista con más personas en la agenda", ha añadido Merkel.

El aislamiento de Putin se hizo evidente en la fotografía oficial de líderes del G-20, donde fue ubicado lejos de los principales dirigentes. A pesar de la evidente presión, Putin era todo sonrisas y estrechó la mano del primer ministro, Tony Abbott.

europapress.es