El Ejército de Australia pretende contratar a soldados procedentes de otras nacionalidades, sobre todo de Reino Unido, cuyo gobierno anunció que hará reducciones de efectivos.

La posibilidad de reclutar a los extranjeros responde al anuncio británico sobre los recortes presupuestarios al Ministerio de Defensa, medida que derivará en la supresión de 17 mil puestos hasta 2015, según una nota divulgada en el diario The Australian.

El texto amplió que la Royal Australian Navy (RAN) ya envió una delegación a Londres para examinar las probabilidades de alistamiento del personal despedido por la Royal Navy británica.

La RAN busca ingenieros navales, pilotos de aviones de combate y tripulantes de submarinos, indicó el reporte.

Varios sectores, entre ellos las fuerzas armadas, tienen dificultades para inscribir soldados en Australia, debido al auge del sector minero, el cual atrae con mejores sueldos a una mano de obra calificada como es el caso de los ingenieros, puntualizó la nota.

Prensa Latina