El lanzador Zenit 3SL, que despegó este viernes desde la plataforma flotante Odyssey en el Pacífico, colocó en órbita el satélite de telecomunicaciones Intelsat-19, informó un portavoz de la corporación aeronáutica rusa Energia, fabricante del bloque acelerador del cohete.

“Se ha registrado la separación del vehículo espacial Intelsat-19 del bloque acelerador DM-SL”, comunicó la fuente.

El satélite de telecomunicaciones Intelsat-19 fue creado por la empresa estadounidense Space Systems Loral por encargo del operador global de satélites Intelsat. Destaca por su gran capacidad en banda Ku, optimizada para ofrecer servicios de televisión directa por satélite y aplicaciones de redes en Australia.

Tendrá asimismo una mayor capacidad en banda C para la difusión de contenidos de vídeo a través de Asia y el Pacífico hasta la costa oeste de Estados Unidos. Está equipado con 46 transpondedores de banda C y 34 transpondedores de banda Ku.

Fundado en 1995, el consorcio internacional Sea Launch fue reorganizado en 2010 y el 95% de sus acciones pasaron a la compañía Energia Overseas Ltd., empresa subsidiaria de Energia. El resto de las acciones pertenecen a la corporación aeroespacial estadounidense Boeing y a la compañía noruega de construcciones navales Aker Solutions.

Sea Launch ha realizado hasta la fecha más de una treintena de lanzamientos de cohetes Zenit 3SL desde la plataforma flotante, de los que uno se consideró parcialmente exitoso y dos resultaron fallidos.

RIA Novosti