Yaneth Giha Tovar

Entrevista a Yaneth Giha Tovar, Viceministra del Grupo Social y Empresarial de la Defensa, GSED.

Con la viceministra me pasó algo parecido a cuando entrevisté al Almirante Rafael Grau. Fui a Cartagena por una cosa y resulté con otra. Menos mal que soy sociólogo, pues así puedo permitirme algunas “licencias periodísticas”, que serían mal vistas en un profesional de la comunicación. O quizá también sean mal vistas en mi caso, pero la verdad no me importa. No hay nada mejor que disfrutar lo que uno hace. Como Yaneth Giha.

Cuando fui a Cartagena a visitar al señor Almirante (r) Rafael Grau Araujo, a quien solicité una entrevista para hablar sobre los sucesos de agosto de 1987, cuando él era Comandante de la Armada Nacional y casi hay una guerra con Venezuela, terminé en su casa almorzando con su familia, y al día siguiente visitando la exposición “12 Bronces para la Historia”, y escuchando del Almirante la vida y obra de su hermano Enrique Grau, “el maestro Grau”, el de las “Mariamulatas” que hay en varias ciudades de Colombia, el afamado pintor y escultor colombiano ya fallecido. El Almirante es el celoso guardian del legado artístico de su hermano, y es un cruzado con una misión clara: entregar las obras a Cartagena, el día en que la municipalidad construya un museo apropiado para acogerlas. Fue la única condición que dejó el Maestro, y que los ingratos líderes políticos de Cartagena no han querido cumplir. Aquí en Medellín, el Maestro Botero donó unas regordetas obras y enseguida les hicieron museo al aire libre en pleno centro de la ciudad. La verdad, estando allá escuchando al Almirante, tomándome un wiskey en su departamento con vista al mar, ni me acordaba del incidente con el Capitán venezolano Alfredo Castañeda Giral que le quería disparar un misil Otomat a nuestra corbeta Caldas. Yo solo pensaba en el Maestro Enrique Grau y en lo macondiano de la situación en la que se hallaba su legado artístico. Resultado de la operación: me sumé a la campaña de apoyo a la Fundación Enrique Grau Araujo, y me olvidé de 1987.

Ayer tuve la oportunidad de hablar con la economista Yaneth Giha, quien es nada más y nada menos que la Viceministra de Defensa de Colombia para el Grupo Social y Empresarial de la Defensa, es decir, ella es la jefa de los directores de Indumil, Cotecmar, la CIAC, Satena, el Club Militar, la Defensa Civil Colombiana, la Universidad Militar Nueva Granada, y otras entidades de similar importancia para las Fuerzas Militares y para el país. Mejor dicho, una oportunidad de lujo para averiguar un montón de cosas que todo el mundo quiere saber. Me refiero al mundo de los estudioos o aficionados a los temas de la seguridad y la defensa, a nosotros y a quienes visitan este website. De manera imperdonable no le pregunté todo lo que pude haber preguntado, porque me concentré en la dimensión humana de la doctora. Lo se, lo se, es imperdonable, pero que puedo hacer, soy un romántico.

Debo aclarar que la entrevista fue vía telefónica, coordinada por la oficina de divulgación y prensa del Ministerio de la Defensa, concretamente por el periodista Juan Carlos Sierra.

Desde el momento en que la asistente de la Viceministra me contactó, me sentí muy bien atendido, atendido por personas profesionales. De repente me puse un poco nerviso mientras esperaba que me comunicaran a la jefa. Cuando Yaneth Giha se puso al teléfono se me pasaron los nervios pues me encontré con alguien que percibí como agradable, humilde, inteligente y comunicativa. Despues de presentarme y presentar a nuestro website, me puse en funciones y le hice algunas preguntas, principalmente referidas a la EXPODEFENSA 2012, evento que se realizará en Corferias en algunas semanas. La señora me impresionó gratamente, y confieso que prestaba más atención al cómo decía las cosas que a lo que estaba diciendo. Para resumir mis impresiones personales: esta mujer es una apasionada por lo que hace, tiene una gran capacidad discursiva y domina plenamente los temas de su cargo. Me siento honrado de haber podido cruzar palabras con ella, y me llena de orgullo que una colombiana ocupe ese cargo con eficiencia y dedicación. Más aun siendo barranquillera como lo soy yo. Eso es para que vean, aunque parezca increíble, hay políticos costeños honestos y eficientes en el ejercicio de cargos públicos.

En fin, ante la pregunta de qué es EXPODEFENSA, la Viceministra respondió básicamente que es un espacio de interacción entre la Fuerzas Militares y de Policía de Colombia con el resto del mundo. Una oportunidad para mostrar la tecnología que estamos empleando para combatir al narcoterrorismo, y conocer la más nueva tecnología del mercado. Hizo énfasis en que Colombia es un referente internacional en materia de seguridad, y que esos éxitos sistemáticos contra los delincuentes no eran gratuítos. Mencionó que en estos momentos estamos brindando cooperación en materia de seguridad a 16 países del mundo, principalmente con asesorías y entrenamientos. La interrumplí brevemente para hacer un comentario obvio, dije que de todo lo malo que nos ha pasado al menos había resultado algo bueno. Lo que dio píe para que ella trajera a colación los ejemplos de Israel y Corea del Sur, que a raíz de las complejas problemáticas por la que atravesaron (y atraviesan) habían avanzado muchísimo en materia de seguridad y en la industria de defensa, que eso mismo le estaba pasando a Colombia, y que su oficina tenía por misión impulsar la investigación y desarrollo en el campo de la seguridad y la defensa, para apoyar a las industrias nacionales, y a nuestras Fuerzas Militares y de Policía a cumplir mejor sus funciones, con más y mejores equipos. Poniendo nuestras capacidades y experiencia al servicio de la comunidad internacional. Ahí entra EXPODEFENSA como una vitrina donde mostrar lo mejor de Colombia en el terreno de la seguridad y la defensa, además claro de ser el espacio propicio para que los empresarios hagan negocios.

Además, mencionó algunas de las empresas internacionales que vendrán a EXPODEFENSA a mostrarnos lo mejor que tienen para ofrecer, armas y equipos que podrían ayudar a los hombres y mujeres de la Fuerza Pública a hacer mejor su trabajo, con mayor seguridad y efectividad. Entre otras estaban Sikorsky, Textron, Motorolla, Embraer, Elbit, Thales, y Rafael.

Le pregunté si percibían a la feria brasilera LAAD Defence & Security como una competencia fuerte, como lo es FIDAE para F-Air. Me contestó que en ninguno de los dos casos consideraban a los otros eventos como competencia, simplemente eran procesos diferentes y que incluso en algunos aspectos se complementaban, poniendo como ejemplo que en la LAAD 2013 habrá un “Stand Colombia”, donde empresas colombianas -gubernamentales y privadas- expondrán sus capacidades. Aprovechando el tema pregunté si se mantenía la decisión de dejar a la F-Air en Rionegro, Antioquia. A lo que respondió que sí, F-Air seguirá en Rionegro.

A paso seguido hice preguntas puntuales referidas a las principales empresas del GSED. Empecé por la CIAC, concretamente por el avión de entrenamiento Calima T-90, exponiendo yo algunos de los comentarios negativos que hemos leído en la red o en revistas especializadas, el tema de los acabados, de los contratistas salvadoreños, de los errores, etc. englobándolo todo en una cuestión simple: ¿por qué el proyecto ha sido tan polémico?, su respuesta fue concisa, el proyecto Calima no tiene ningún problema, todo se ha cumplido de acuerdo a lo proyectado, en sus especificaciones, calidad y plazos. Los aviones que han sido entregados a la FAC han sido probados y la FAC está satisfecha. Le pregunté por el Iris, y me dijo que a diferencia del Calima, el Iris aun estaba en pruebas,  y que en diciembre se realizaría una evaluación exhaustiva del proyecto para tomar algunas decisiones. Solo existe el prototipo, y continúa en pruebas. Sentí el deber moral de manifestarle que había personas que como yo pensaban que debíamos potenciar la capacidad de fabricar nuestros propios UAV para no estarlos comprando en el exterior, ella contestó que esa era la idea pero que como el proyecto del Iris tenía unos plazos, mientras que las tropas requieren soluciones ya, era necesario comprar algunos equipos en el exterior.

Entonces seguí con mi lista de preguntas. Pasé a preguntar si el GSED estaba cooperando con el Cluster Aeroespacial del Valle del Cauca, a lo que respondió que por supuesto, que ella personalmente había viajado varias veces a Cali a reunirse con los empresarios, funcionaros y personal militar que forma parte de ese proyecto, a planear asuntos de mútuo interés, y que el CVAC contaba plenamente con el apoyo del Viceministerio que ella dirije.

Entonces pasé a COTECMAR, y mi primera pregunta sobre el astillero fue cuantos OPV como el “20 de julio” vamos a fabricar. Me contestó que en este momento lo único cierto es que hay una segunda unidad en proceso de fabricación, y que los recursos para completarla ya estaban asignados. Que si bien había interés por más unidades, no existe presupuesto para materializar ese interés. Sin embargo mencionó que en COTECMAR se están fabricando dos nuevas LPR para la Armada Nacional, junto con las 4 unidades vendidas a Brasil. Aprovechando el tema de las exportaciones, le pregunté si era cierto que Estados Unidos había mostrado interés por adquirir algunas PAF para patrullar el Tigris y el Eufrates en Irak. Contestó que ciertamente hubo interés y algunas visitas, pero que nada se ha concretado aun.

Finalmente expresé nuestro desencanto por la fábrica de fusies Galil ACE que montó IWI en Perú, pues pensábamos que Colombia tenía la exclusiva mundial para su fabricación. Aclarándome que ahí yo tenía dos errores, el primero que lo que se montó en Perú fue una “planta de ensamblaje” cosa que es distinta a una fábrica. Y que los kits que se ensamblan en Perú son fabricados por Indumil, es decir que técnicamente los fusiles Galil ACE que se ensamblan en Perú son colombianos. El segundo error es que la exclusividad no es mundial, sino solo para América Latina.

La última pregunta volvía al tema principal de la entrevista: ¿Por qué los colombianos deben asistir a la EXPODEFENSA 2012?, la Viceministra respondió: Es la oportunidad para que el pueblo colombiano interactúe con sus Fuerzas Militares y de Policía, conozca lo que hacen y la tecnología que utilizan, allí los “gomosos” de la tecnología podrán pasar un rato estupendo, porque las empresas que estarán presentes, tanto nacionales como extranjeras, llevarán lo último en materia tecnológica para exhibirlo a los empresarios y visitantes. Declaró confiada que la EXPODEFENSA 2012 será un éxito, debido principalmente a los antecedentes de las otras ediciones, al interés manifestado por las empresas, y que se refleja en la rápida venta de los stands, y al empeño puesto de manifiesto por los organizadores en hacer un evento de clase mundial.

Personalmente estoy seguro de que todo saldrá muy bien. La Viceministra de Defensa Yaneth Giha, persona maravillosa y admirable, tiene en www.fuerzasmilitares.org un medio de comunicación aliado en el esfuerzo por dar a conocer este evento colombiano, tanto en esta como en sus posteriores ediciones. Ahora no solo apoyo a la Fundación Enrique Grau, sino que también seré un promotor voluntario de la feria colombiana EXPODEFENSA. A la que invito a todos a asistir.

Porque Colombia es Pasión...


Sociólogo DOUGLAS HERNÁNDEZ
Editor de www.fuerzasmilitares.org
Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.